Espacio marca

La emblemática noche de Achaval Ferrer en el Museo Fader

Achaval Ferrer presentó ante periodistas, sommeliers, empresarios de la gastronomía, la llegada de la nueva cosecha de su icónica trilogía de vinos, Achaval Ferrer Fincas, una colección de tres malbec single vineyards, provenientes de viñedos centenarios

Por UNO

En el marco del Museo Provincial de Bellas Artes, Emiliano Guiñazú – Casa Fader, Achaval Ferrer presentó ante periodistas, sommeliers, empresarios de la gastronomía, vinotecas y amigos de la casa, la llegada de la nueva cosecha de su icónica trilogía de vinos, Achaval Ferrer Fincas, una colección de tres malbec single vineyards, provenientes de viñedos centenarios:

  • Achaval Ferrer Finca Bella Vista, plantada en 1910
  • Achaval Ferrer Finca Mirador, plantada en 1921
  • Achaval Ferrer Finca Altamira, plantada en 1950

Para dar inicio al encuentro, los invitados disfrutaron de un exquisito recorrido por la sala principal del Museo, hasta llegar al hall que alberga los fascinantes murales del artista Fernando Fader donde se emplazó una Masterclass. Rodeado de obras de artes, Gustavo Rearte, Director de Enología de la bodega comenzó a guiar la degustación de los máximos exponentes de la bodega y acompañado de María Eugenia Loria, Master Sommelier, educadora y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Sommeliers, los invitados tuvieron la oportunidad de probar los nuevos ejemplares y distinguir su evolución respecto a cosechas anteriores.

enologo.jpg
Achaval Ferrer produce los Malbec mendocinos provenientes de viñedos centenarios plantados en 1910, 1921 y 1950.

Achaval Ferrer produce los Malbec mendocinos provenientes de viñedos centenarios plantados en 1910, 1921 y 1950.

Para sumergirnos en el corazón de las fincas y descubrir los secretos mejor guardados de las viñas centenarias y sus guardianes se presentaron tres obras cinematográficas dirigidas por Mariano Cocolo y como cierre un cocktail en el jardín de los cipreses convocó a todos los asistentes a disfrutar de los más distinguidos ejemplares de la bodega.

Una Masterclass, es una degustación de vinos de carácter técnico, en donde cada asistente está sentado en su lugar frente a sus copas servidas por un sommelier, para que cada cual realice sus anotaciones y pueda descubrir las particularidades del vino y en esta ocasión, cada flight presentaba 3 cosechas diferentes de cada viñedo.

Gustavo Rearte, Director de enología, al ser consultado sobre la bodega menciona: “La ideología de Achaval Ferrer consiste en interpretar lo que los viñedos quieren expresar y llevarlo a la botella de la forma más pura, una búsqueda constante de la perfección en la expresión”; y agrega: “soy parte de este proyecto desde hace más de una década, algo que me llena de orgullo y tener la posibilidad de degustar hoy cosechas antiguas de estos tres viñedos, es la forma más reveladora de experimentar la evolución del Malbec, su potencial, su riqueza y su nobleza, el camino perfecto para que cada añada revele el alma de cada uno de ellos”.

Por su parte Julio Lasmartres, Gerente General de Achaval Ferrer, hizo mención de la importancia de llevar adelante este lanzamiento en el Museo, agradecido con la institución mencionó: “El Museo Provincial Emiliano Guiñazú - Casa Fader, es orgullo local, por su historia y la riqueza de sus obras es considerado para todos los mendocinos la cátedra del arte local, por ello resultaba el escenario perfecto para presentar la nueva edición de Achaval Ferrer Fincas Malbec Cosecha 2020, la trilogía icónica de la bodega que rinde homenaje a la Tierra, la Historia y el Legado que traen consigo estos viñedos con más de 100 años de historia”.

Mariano Cocolo, reconocido director de fotografía y cine, nacido en Mendoza y ganador de importantes menciones en Festivales de Cines: Cannes-Francia y Argentina al ser consultado por su trabajo comentó, “Achaval Ferrer, necesitaba transmitir de forma especial el mensaje de sus viñedos centenarios, mostrar algo de manera técnica y artística que plasme belleza sin traicionar el contexto, y para nosotros el desafío fue poner el foco en el trabajo de todo un año, no solo en la vendimia” y agrega: “era crucial entender que íbamos a retratar tres lugares con ubicación clima y suelos diferentes y lo que intentamos plasmar de cada uno de ellos se traduce a los sentidos, intervenir en segundos algo que se da de forma paulatina a lo largo de un año, el estado de cambio de los elementos; agua que se evapora, vides que cambian el paisaje, la transformación de la uva en vino y como se traduce el trabajo del hombre a lo largo del año en diferentes momentos del día; y todos esos elementos transmitirlos fotográficamente a través de la cámara. En síntesis quisimos llevar las emociones a los sentidos en diálogo con los guardianes de esos tesoros”.

De esta forma se cierra una noche especial en donde el Museo Provincial de Bellas Artes de Mendoza se convirtió en el cuadro perfecto que combinó, historia, arte, conocimiento y vino.

Acerca de Achaval Ferrer

Achaval Ferrer tiene una única pasión: elaborar, desde el terruño, vinos argentinos de clase mundial. Achaval Ferrer produce los Malbec mendocinos más aclamados por la crítica internacional, provenientes de viñedos centenarios plantados en 1910, 1921 y 1950.

Temas relacionados: