Espacio de marca

ELA: la importancia del diagnóstico y el trabajo en equipo

La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad neuromuscular que provoca parálisis muscular progresiva. Si bien la ELA no tiene cura, existen tratamientos para controlar sus síntomas

Por UNO

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Se produce por la degeneración progresiva de las neuronas motoras encargadas de controlar los músculos voluntarios, por lo que provoca una parálisis muscular progresiva.

Sus principales síntomas son la pérdida de fuerza en los brazos y las piernas o la incapacidad para mantener el cuello erguido. En etapas avanzadas, quienes padecen esta enfermedad pueden presentar problemas en la articulación de palabras, deglución y respiración. Por lo general, no afecta los sentidos o capacidades cognitivas. Y, si bien no tiene cura, existen tratamientos paliativos para controlar sus síntomas.

Desde los servicios de Neurología y Neumonología de Hospital Privado Universitario de Córdoba explican en qué consiste, cómo se llega a un diagnóstico y cuál es el tratamiento de esta enfermedad que afecta principalmente a personas de entre 40 y 60 años.

La importancia del trabajo en equipo para el diagnóstico

La ELA es una enfermedad que no se puede prevenir y en la actualidad no se conoce el origen de su aparición. Suele expresarse luego de los 45 años de edad, sin discriminar por sexo o antecedentes previos. En el 90% de los casos presenta causa esporádica sin relación familiar.

Esta enfermedad se diagnostica sobre la base de la observación clínica. En ella, los profesionales evalúan los distintos síntomas que presenta la persona y pueden indicar también una serie de pruebas adicionales como electromiografías, estudios de conducción nerviosa y/o análisis de sangre y orina.

Ahora bien, una de las principales dificultades para el diagnóstico de la ELA es que no hay una prueba específica que ofrezca un diagnóstico definitivo y que sus síntomas pueden ser confundidos con los de otras enfermedades neuromusculares. Por eso, es muy importante consultar con un equipo de especialistas que puedan brindar un diagnóstico certero.

Electromiografía, una de las pruebas adicionales Hospital Privado Universitario de Córdoba.jpg
Electromiografía, una de las pruebas adicionales que pueden indicarse en el diagnóstico de ELA. 

Electromiografía, una de las pruebas adicionales que pueden indicarse en el diagnóstico de ELA.

¿Cuáles son los síntomas?

Especialistas en Neurología y Neumonología de Hospital Privado Universitario de Córdoba comentan que los principales síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • Movimientos lentos, rígidos o extraños.
  • Movimientos involuntarios y espasmos musculares.
  • Debilidad en los músculos de las manos o de los brazos, lo que puede provocar principalmente dificultades en la motricidad fina como en la escritura y manipulación de cierres, botones, monedas y otras cosas pequeñas.
  • Debilidad en los músculos de las piernas o de los pies, por lo que se puede tener problemas para caminar y girar, mantener el equilibrio, subir escaleras, levantarse de una silla o del suelo, entre otros.
  • Debilidad en los músculos de la cabeza, cuello o tórax, que puede reflejarse con la mandíbula rígida y dificultad para abrir la boca o tragar, dificultad en el habla, puede babear, dificultad para cerrar completamente los ojos y problemas para mantener la cabeza erguida.
  • Dificultad para respirar.
  • Algunas personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica tienen cambios en el estado de ánimo. También pueden reírse, llorar o bostezar cuando no tiene sentido hacerlo.

Si bien la ELA es una enfermedad que no tiene cura, desde la institución cordobesa explican que hay algunos tratamientos que pueden ayudar a aliviar sus síntomas y contribuir a una mejor calidad de vida del paciente. Estos consisten principalmente en medicación, terapias físicas, terapias de lenguaje para quienes tienen dificultades en el habla y planes nutricionales específicos, entre otros.

La familia como pilar fundamental

Familiares y allegados a la persona que padece ELA son un aspecto esencial en lo que refiere al cuidado y la toma de decisiones.

Por eso, el equipo médico encargado del tratamiento de pacientes con ELA en el centro médico cordobés brinda apoyo integral al núcleo familiar a partir del establecimiento de objetivos de atención acordes con las necesidades y preferencias del paciente. Además, mantienen una comunicación constante y sostenida con todos los cuidadores y se brinda desde la institución apoyo psicosocial, espiritual y práctico tanto a los pacientes como a sus familias.

Desde la institución también resaltan que “es importante comprender que vivir con ELA representa un contexto difícil y por eso es fundamental abordar y acompañar al paciente y a su entorno para velar por la mejor calidad de vida posible”.

El abordaje en Hospital Privado

La atención de los pacientes con ELA se convierte en un desafío para las instituciones de salud, ya que presentan problemas que demandan la participación de varios especialistas y deben ser abordados por un grupo formado en este tipo de afecciones.

Hospital Privado Universitario de Córdoba cuenta con un equipo multidisciplinario de ELA que brinda asistencia a los pacientes y sus familias. En el mismo participan las especialidades médicas de neurología, neumonología, fonoaudiología, nutrición, fisiatría, kinesiología respiratoria, psiquiatría; y en las etapas avanzadas, también intervienen los servicios de gastroenterología y cuidados paliativos.

En un comienzo, los servicios de Neurología y Neumonología son aquellos que inician la evaluación del paciente para luego realizar la derivación al resto de los especialistas. El equipo en conjunto realiza reuniones mensuales para evaluar cada caso, discutir su manejo y dar seguimiento a los pacientes controlados. A su vez, todos los especialistas involucrados están permanentemente profundizando en conocimientos, nuevas terapias y tratamientos posibles para brindar un mejor servicio.

Sobre Hospital Privado Universitario de Córdoba

Hospital Privado Universitario de Córdoba es una institución médica ubicada en el centro de Argentina que brinda medicina de excelencia a los pacientes, tanto de manera particular como a través de numerosos convenios con distintas obras sociales del país y prestigiosas aseguradoras internacionales. Se encuentra entre los principales centros de derivación a nivel nacional, abarcando todas las especialidades médicas. Las diferentes áreas de complejidad están a cargo de profesionales destacados con logros únicos en el interior del país.

Su sede central, ubicada en Av. Naciones Unidas 346 de Córdoba Capital, abarca 30.000 m2, está integrada por cinco plantas totalmente renovadas y equipadas con aparatología de avanzada, amplias habitaciones con la mayor comodidad, quirófanos y unidades de última generación.

Para solicitar atención a distancia en esta institución de salud de referencia, comunicarse vía WhatsApp al (0351) 155743914 o completar el formulario online.