Diario Uno > Espacio de marca > Tarot

El tarot y los momentos de crisis

Las cartas de tarot son una fuente inagotable de información y se pueden utilizar durante momentos de crisis

Todos recurrimos a ciertas prácticas relajantes durante los momentos de crisis. Estas prácticas nos brindan confort y nos permiten distraernos de nuestros problemas por un rato. Bailar, dormir, practicar deportes, pintar, escribir, cocinar y pasar tiempo con amistades cercanas son algunas de las estrategias más comunes y saludables. Otra de ellas puede ser la lectura del tarot.

El tarot es una baraja que cuenta con una historia profusa y extensa. Durante su larga vida, ha ayudado a distintas personas en distintos momentos históricos a conectar con su interior y con sus deseos más profundos. Las cartas de tarot son una fuente inagotable de información y se pueden utilizar durante momentos de crisis.

Te puede interesar...

¿Cómo utilizar el tarot en momentos de crisis?

El simbolismo contenido en cada carta de tarot es una invitación a entendernos mejor. Cada arcano, nombre que reciben las cartas de este tipo de baraja, nos señala que nuestras vidas son complejas y llenas de matices. Además, nos ayudan a transitar las crisis con más tranquilidad porque nos recuerdan que estos momentos también son pasajeros.

Elaborar una pregunta para la baraja de tarot es uno de los rituales más simples para conectar con las cartas en los periodos difíciles de nuestras vidas. La pregunta debe ser abierta, es decir que su respuesta no puede limitarse a “sí” o “no”. Luego de manifestarla en voz alta o de pensarla, tenemos que elegir una carta de la baraja. En esa carta estará la respuesta a nuestra inquietud.

En muchas ocasiones puede aparecer una carta que nos provoca miedo. Algunas de las imágenes del tarot, sobre todo las de la baraja Rider-Waite, pueden ocasionar preocupaciones. Pero no debemos tomar las cartas en su sentido más literal. Cada una de ellas contiene varias capas de significado que es conveniente develar de a poco.

Las cartas que pueden resultar más “negativas” nos pueden ayudar a sobrellevar el dolor y las pérdidas. Este tipo de cartas proveen un servicio al advertirnos que una situación puede ser más compleja o dura de lo que habíamos anticipado inicialmente. En lugar de enojarnos o de resistirnos a los momentos de crisis, podemos transitarlos con un poco más de tranquilidad, con la certeza de que son una parte más de la vida (no la única) y de que también llegarán a su final.

Es importante mencionar que el tarot no sustituye a la terapia u a otros recursos vinculados a la salud mental. Aunque es una práctica reveladora que nos permite transitar las crisis con un poco más de calma, no es la única herramienta a la que se debe recurrir ni pretende serlo. Se puede pensar en el tarot como una forma de meditación activa que brinda respuestas a preguntas inquietantes.

El tarot refleja nuestra situación actual. Esto significa que cuando sentimos paz, saldrán cartas pacíficas. En cambio, si estamos atravesando momentos de mucha ansiedad o preocupación, saldrán cartas que muestren ese estado. Sin embargo, después de obtener una carta “mala” puede aparecer una carta “buena” o viceversa. El tarot nos recuerda que la vida está en constante cambio y nos ayuda a fluir mejor con las múltiples variaciones que experimentaremos.

Sobre la autora

María Cruz es la tarotista detrás de 7Tarot. Su visión es compartir la belleza del tarot y hacerlo entendible para todos como herramienta de reflexión para comprender nuestra vida.