Espacio de marca

Conservación del suelo: una prioridad en la reserva natural Villavicencio

La Reserva Natural Villavicencio celebra el Día de la Conservación del Suelo reafirmando su compromiso con la protección de los humedales altoandinos y la biodiversidad. A su vez, como Sitio Ramsar desde 2017, lidera estrategias sostenibles y acciones de conservación que buscan contrarrestar las amenazas ambientales para sus ecosistemas y especies nativas

Por UNO

En el marco del Día de la Conservación del Suelo, celebrado cada 7 de julio, la Reserva Natural Villavicencio de Mendoza, reafirma su compromiso para la protección de uno de los recursos más valiosos de nuestro planeta: el suelo. La conservación de este recurso es esencial para mantener la biodiversidad y garantizar un entorno sano y sostenible para las generaciones futuras.

Conservación del Recurso Hídrico y del Suelo

Ubicada dentro de la cuenca media del Río Mendoza, la Reserva Natural Villavicencio está conformada por diversas microcuencas que albergan surgentes de agua subterráneas y humedales. Estos humedales, fundamentales para la biodiversidad y las poblaciones locales, ofrecen múltiples beneficios ecosistémicos, incluyendo la mejora de la infiltración del agua y la protección contra inundaciones.

Para combatir las amenazas que afectan al suelo y a las especies que la habitan, la Reserva Natural Villavicencio realiza múltiples acciones de conservación, como el monitoreo y control de especies exóticas invasoras, incluyendo la rosa mosqueta, que amenaza a los humedales al desplazar la flora nativa y afectar el balance hídrico. Por ejemplo, en mayo de este año, en colaboración con organizaciones internacionales como The Nature Conservancy, llevaron a cabo talleres para diseñar estrategias de conservación a escala regional.

DJI_0744.JPG
La Reserva Natural Villavicencio realiza múltiples acciones de conservación, como el monitoreo y control de especies exóticas invasoras.

La Reserva Natural Villavicencio realiza múltiples acciones de conservación, como el monitoreo y control de especies exóticas invasoras.

Otro aspecto crucial de su labor de conservación es el control del fuego. Durante los últimos 15 años, no ha habido incendios forestales en la Reserva gracias al constante monitoreo y prevención continua. Adicionalmente, como parte de sus medidas preventivas, trabajan en la reducción de la basura y los residuos en ruta, incluyendo la educación al visitante sobre la importancia de mantener limpios los espacios naturales. La basura no solo contamina, sino que también puede ser un factor desencadenante de incendios bajo ciertas condiciones.

A su vez, protege 327 especies de flora, 250 de fauna, incluyendo especies endémicas y en peligro de extinción como el cóndor andino y el gato andino. Los esfuerzos de conservación incluyen el monitoreo continuo de estas especies mediante cámaras trampa y censos periódicos, asegurando la protección de sus hábitats.

De esta manera, hace 120 años que Villavicencio pone en valor su origen. Es necesario conservar el suelo, ya que juega un papel fundamental en la preservación del proceso natural de filtrado, asegurando el secreto del sabor único del agua, y los más altos estándares de pureza y calidad gracias a su origen.

Foto 3.jpg
Los humedales de la Reserva Protegida enfrentan amenazas tanto naturales como antropogénicas.

Los humedales de la Reserva Protegida enfrentan amenazas tanto naturales como antropogénicas.

“En este día de la Conservación del Suelo, reafirmamos nuestro compromiso con la protección y conservación del suelo y los recursos naturales, e invitamos a la comunidad a unirse a estos esfuerzos y a reconocer la importancia de preservar la naturaleza”, afirmó Silvina Giudici, Responsable de la Reserva Natural Villavicencio.

Como consecuencia del trabajo que la Reserva realiza hace más de 20 años, en 2017 fue declarada por la Convención Internacional sobre Humedales como sitio Ramsar siendo el primero de carácter privado en Argentina y el tercero en Mendoza, lo que reafirma su compromiso con la conservación de los humedales altoandinos. Anualmente, se envía un informe a la Convención Ramsar utilizando la herramienta R-METT, habiendo logrado en el último un 88% de eficiencia en la gestión del sitio.

Otras amenazas y problemáticas

Los humedales de la Reserva Protegida enfrentan amenazas tanto naturales como antropogénicas. Las actividades humanas podrían afectar la alimentación de los humedales y la calidad del agua debido a los movimientos de suelo, uso excesivo del agua y posibles contaminantes.

“Es importante que todos tomemos conciencia de la importancia del cuidado de nuestros suelos, no solo en Mendoza sino también a nivel nacional, ya que es un recurso importante para la vida en nuestro planeta”, agregó Giudici.

Temas relacionados: