El sol emite rayos ultravioletas que pueden resultar perjudiciales para nuestra piel, lo cual se convierte en un factor de riesgo para el cáncer de piel. Por esta razón debemos recurrir a distintos elementos que nos permitan protegernos y cuidarnos del sol.

Es importante aclarar que el efecto de las radiaciones UV en la piel es acumulativo, progresivo e irreversible. Por lo que las consecuencias de una exposición solar indebida pueden aparecer en el corto plazo o años más tarde.

Desde el servicio de Dermatología de Hospital Privado Universitario de Córdoba nos acercan consejos e información para proteger la salud de los daños que pueden provocar las radiaciones solares.

Tipos de protección solar

Una medida de prevención no será evitar definitivamente el sol, sino crear hábitos saludables que nos permitan exponernos sin riesgo. Los mismos deben aprenderse desde la infancia y replicarse durante toda nuestra vida.

Protección a partir de objetos: sombrillas, lentes, sombreros, gorros, ropa fotoprotectora.

Protección química: protectores solares.

Recomendaciones para el uso de protector solar

  • Aplicar 20 minutos antes de la exposición al sol.
  • Usar una cantidad generosa y de manera uniforme (sin olvidar orejas, empeines, labios, párpados, cuello y cabeza en personas calvas).
  • Renovar cada 2 horas.
  • Volver a aplicar en caso de transpiración excesiva, prolongada inmersión en el agua, roce con toallas o arena.
  • Revisar el vencimiento y el periodo de vida útil del producto una vez abierto (figura con un número y la letra M, por ejemplo, M12 significa “12 meses de vida útil”).
  • Es importante usar factor de protección solar 30 FPS como mínimo, aun en días nublados y evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16. Tener en cuenta también que los rayos UV atraviesan las nubes y además rebotan en superficies (agua, arena, nieve, pavimento, etcétera).

Recomendaciones para niños y adolescentes

  • Para adultos existen muchas formulaciones de protectores como spray, bruma, crema, etcétera. Elegir la que más se ajuste al uso y necesidades, pero siempre aplicar.
  • No se pueden utilizar fotoprotectores en menores de 6 meses, lo ideal es la ropa fotoprotectora, y algunos que están aprobados.
  • De 6 meses a 2 años se recomiendan protectores inorgánicos y ropa fotoprotectora.
  • Mayores de 2 años ya pueden usar fotoprotectores.
  • Consultá al dermatólogo o al pediatra para la elección de protector solar adecuado según el tipo de piel y el grado de exposición solar para cada persona

La regla de la sombra

Por último, una regla útil para saber cuándo el sol es más perjudicial: es más peligroso cuanto más pequeña es la sombra en relación con la altura. El riesgo es menor cuando el tamaño de la sombra es mayor.

Sobre Hospital Privado Universitario de Córdoba

Hospital Privado Universitario de Córdoba es una institución médica ubicada en el centro de Argentina que brinda medicina de excelencia a los pacientes, tanto de manera particular como a través de numerosos convenios con distintas obras sociales del país y prestigiosas aseguradoras internacionales. Se encuentra entre los principales centros de derivación a nivel nacional, abarcando todas las especialidades médicas. Las diferentes áreas de complejidad están a cargo de profesionales destacados con logros únicos en el interior del país.

Su sede central, ubicada en Av. Naciones Unidas 346 de Córdoba Capital, abarca 30.000 m2, está integrada por cinco plantas totalmente renovadas y equipadas con aparatología de avanzada, amplias habitaciones con la mayor comodidad, quirófanos y unidades de última generación.

Para solicitar atención a distancia en esta institución de salud de referencia, comunicarse vía WhatsApp al (0351) 155743914 o completar el formulario online aquí.