Diario Uno > Economía > Obras privadas

Aprueban incentivos fiscales para obras privadas

El Senado aprobó la ley para promover inversiones en obras privadas con incentivos fiscales. Consenso entre oficialismo y oposición

El Senado de la Nación aprobó este miércoles por unanimidad la ley impulsada por el Gobierno para promover inversiones en construcción de obras privadas en todo el país con distintos incentivos fiscales, entre los que se destaca un nuevo blanqueo de capitales.

La iniciativa, que ya contaba con la aprobación de la Cámara de Diputados, fue convertida en ley con 62 votos a favor, con un amplio consenso entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, bancada que solo votó en contra del título referido al blanqueo, pero expresó su apoyo al espíritu de la norma en general.

Entre los principales incentivos, la nueva ley propone eximir del Impuesto a los Bienes Personales hasta un plazo máximo de dos períodos fiscales al valor de las inversiones en construcción de obras privadas nuevas realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022.

También señala que los titulares de inmuebles o de derechos sobre inmuebles "gozarán del diferimiento del pago del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas o del Impuesto a las Ganancias, según corresponda".

Uno de los puntos destacados de la norma es que habilita a "declarar de manera voluntaria" ante la AFIP "la tenencia de moneda extranjera y/o moneda nacional en el país y en el exterior" para ser afectada "únicamente a las inversiones en obras privadas nuevas realizadas" en el país.

Por ese blanqueo, según el proyecto, se cobrará un impuesto especial que se determinará "sobre el valor de la tenencia que se declare" de 5% cuando sean ingresados "desde la fecha de entrada en vigencia de esta ley y hasta el 31 de diciembre de 2020; del 15% cuando sea "desde el 1° de enero de 2021 y hasta el 31 de enero de 2021" y del 25% cuando sea "desde el 1 de febrero de 2021 y hasta el 28 de febrero de 2021".

Durante el debate, los senadores coincidieron en el objetivo de reactivar las obras de construcción privadas que indirectamente favorecen la generación de empleo en distintos rubros, aunque mostraron matices en lo referido a la regularización de tenencia de pesos o dólares sin declarar.

El cordobés Carlos Caserio (Frente de Todos), presidente de la Comisión de Presupuesto, defendió este punto al señalar que "esta normalización de tenencias tiene una serie de requisitos que van a ayudar a prevenir el lavado de activos y financiamiento del terrorismo" y explicó que "se excluye terminantemente a todas las tenencias en jurisdicciones de alto riesgo o no cooperantes".

A su turno, el mendocino Julio Cobos (Juntos por el Cambio) afirmó que el acompañamiento a la sanción de la ley por parte de la oposición se debe a que "para salir de la crisis hay que motivar la construcción".

No obstante, señaló que "el problema es que no hay créditos y tampoco certidumbre" y que por ello el país siempre apela "a los dólares que están bajo el colchón" y agregó: "Hay que definir expresamente qué valor de dólar vamos a optar".

En tanto, la riojana Clara Vega, del monobloque Mediar, evaluó que "el blanqueo, aunque es un premio para el que no hizo las cosas bien, podría decirse que en este caso el fin justifica los medios".

Por su parte, la tucumana Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio) expresó: "Vamos a apoyar porque queremos que haya reactivación y creación de puestos de trabajo, pero tengan en cuenta el resto de las cosas porque si no lamentablemente se quedará en buenas intenciones y en una ley más que no va a dar frutos".

Seguir leyendo