deportes
Gabriel Airaudo sufrió la fractura del tabique y malar. La operación fue compleja pero exitosa, informaron.

El arquero de Rafaela perdió la visión pero lograron salvarle el ojo

Por UNO

No apto para impresionables. El arquero de Rafaela, tras la lesión,

pierde sangre. Fuente: Fotobaires.

El arquero de Atlético Rafaela Gabriel Airaudo sufrió la fractura del tabique y malar, y tambiéncorrió riesgo el ojo derecho, pero tras una operación realizada hoy se lo pudieron salvar, aunque

perdió la visión.

Así lo informó Ricardo Castro, presidente de la Subcomisión de Fútbol

del conjunto santafesino, quien precisó que "más adelante, con el avance de la medicina se puede

empezara tratar".

Airaudo sufrió la lesión luego de haber chocado contra un jugador de

Gimnasia en el partido revancha por la Promoción para revalidar la plaza en primera.

"La operación fue compleja pero exitosa. Le reconstruyeron el tabique,

parte del malar y el globo ocular, que tenía partido. Tenía más de siete fracturas, fue un hecho

casual, pero lo más importante es que de cada diez operaciones, ocho terminan con la colocación de

un ojo de vidrio", explicó Castro.

"Tuvo un desprendimiento de retina muy grande, pero al no perder el

ojo le va a servir para en un futuro empezar a trabajar en el tema, porque la ciencia viene

avanzando mucho", relató el dirigente en declaraciones a radio del Plata.

Dentro de la difícil situación que le toca vivir al guardameta, la

situación cambió un poco, ya que hasta esta tarde se vivía un panorama más desolador, porque

parecía inminente la pérdida del ojo.

"Es prácticamente un hecho que va a perder el ojo. Estamos

destrozados, es una cosa de locos. En estos momentos el fútbol pasa a segundo plano, no interesa

nada", había señalado al mediodía el vicepresidente de Atlético Rafaela, Carlos Eguiazu en

declaraciones a la señal de cable TyC Sports.

"Desde el principio se sabía que era algo grave. A ningún jugador que

se rompe el tabique lo llevan en ambulancia un minuto después de haber salido de la cancha. La

gente de Gimnasia se portó mal, nos podrían haber preguntado si necesitábamos algo. Con un llamado

telefónico se solucionan muchas cosas. La Plata no es Tokio o Nueva York, nos hubiese servido que

un médico de Gimnasia nos dijera con quién hablar, a dónde ir", añadió Eguiazu.

De todas maneras, Castro explicó este lunes a última hora que los

dirigentes de Gimnasia se comunicaron cun sus pares de Rafaela para pedirles disculpas por esta

situación, ya que explicaron que no pensaban que lo que había ocurrido con el arquero fuera más

grave de lo que parecía.

Airaudo fue lesionado cuando se jugaban 36 minutos del segundo tiempo

en La Plata, Gimnasia ganaba 2-1 y Atlético Rafaela iba por el empate, que lo clasificaba a la

primera división.

En un contragolpe, Lucas Castro ingresó al área y chocó su rodilla con

el rostro del arquero visitante, quien quedó tendido en el suelo, inmóvil.

Cuando sus compañeros se acercaron pidieron a gritos que se acercaran

los médicos, al ver que tenía el rostro cubierto de sangre.

Airaudo fue atendido dentro del campo de juego y no pudo ser

remplazado porque el técnico Carlos Trullet ya había realizado los tres cambios.

El capitán Lucas Bovaglio ocupó el arco y el partido continuó; sin

embargo, a los pocos minutos, el cuarto árbitro, Federico Beligoy, entró a la cancha y se detuvo el

encuentro para solicitar el ingreso de una ambulancia.

Así retiraron al arquero, que fue despedido por aplausos por todos los

simpatizantes que estaban en la cancha.

Airaudo fue trasladado primero al sanatorio Rossi, luego fue derivado

al Hospital San Martín y después de las 2: de este lunes arribó al hospital especializado

oftalmológico Santa Lucía y ahí quedó internado.

Posteriormente, fue llevado al hospital Italiano, donde fue operado

por la tarde.

Dejá tu comentario