Diario Uno > China Watch > China Watch

El sector de los chips

Una cantidad cada vez mayor de vendedores chinos de smartphones está entrandoen la industria de los chips, luego de darse cuenta de la importancia de las capacidades propias de investigación y desarrollo para el sector de los semiconductores.


Vivo, un importante vendedor de smartphones, por ejemplo, se unió a la compañía de tecnología surcoreana Samsung para presentar un chip 5G en noviembre, marcando el último esfuerzo de la empresa china para subrayar su énfasis creciente en sus capacidades optimizadas de investigación y desarrollo. Así, el chip Exynos 980, que fue desarrollado conjuntamente por las dos compañías, haría su debut en el smartphone X30 de Vivo a fines de este mes.


El chip Exynos 980 soporta tanto el modo de red autónomo como el no autónomo, convirtiéndolo en el segundo chip 5G de modo dual después del Kirin 990 5G de Huawei. Los dos modos son formas de construir una red 5G, pero para algunas funciones el modo no autónomo todavía depende de la infraestructura 4G existente.


Actualmente, la mayoría de los smartphones 5G presentados en China solo soportan el modo no autónomo. Pero China pronto comenzará la construcción a gran escala de la red 5G autónoma de modo que los teléfonos 5G tendrán que soportar ambos modos en el futuro.


El vendedor de smartphones Xiaomi Corp también está intensificando sus esfuerzos en el sector. En 2014, el fundador de Xiaomi, Lei Jun, llamó al segmento de los chips la “corona del sector de los smartphones”. Tres años después, tuvo su propia joya en esa corona, el Surge S1, el primer chip de Xiaomi. James Yan, director de investigación en Counterpoint Research, sostuvo que a pesar de que el Surge S1 aún está en el nivel inicial, los intentos de Xiaomi por incursionar en la industria competitiva destacan su determinación para diferenciar sus productos de una multitud de rivales y buscar el crecimiento por medio de la innovación.


Había descubierto que el acceso seguro a los chips iba a ser la clave para tener éxito en el mercado altamente competitivo de los smartphones. Xiaomi también ha invertido en varias compañías de diseño de chips en China, en parte con el deseo de aprender más de estas compañías para producir mejor sus propios chips.

Otra compañía de tecnología, Oppo, también está siguiendo la tendencia. La
compañía está reclutando profesionales de chips para reforzar su departamento de diseño de smartphones y está trabajando en un coprocesador, un procesador utilizado para complementar las funciones del procesador principal.


Esa intención firme de duplicar el sector de chips surgió también luego de que el gobierno de Estados Unidos prohibiera a Huawei Technologies Co el acceso esencial a los componentes de semiconductores de Estados Unidos. Esa decisión desencadenó la preocupación de que algunas tecnologías estadounidenses de las que dependen en gran medida las compañías chinas ya no estarán disponibles y se necesita generar planes alternativos.

Temas