Personal clave

El equipo médico: el cuidador de los Juegos

China comenzó a buscar personal médico con habilidades básicas de esquí en 2018. El equipo, formado por trabajadores de la salud de más de 10 hospitales en Beijing y la provincia de Hebei, se reunió oficialmente a principios de 2019

Durante los últimos cuatro inviernos, más de 70 profesionales médicos de Beijing y la provincia de Hebei se han reunido en las laderas cubiertas de nieve para practicar sus habilidades de esquí. Se han entrenado como socorristas para brindar primeros auxilios a los esquiadores lesionados y ayudar a evacuarlos de las pistas de esquí. Apodado como “la primera generación de médicos sobre esquíes de China”, el equipo hizo su debut oficial en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, que se inauguraron el 4 de febrero.

“Cuando fui a entrenar, algunos de mis amigos pensaron que me había ido a unas buenas vacaciones a una estación de esquí”, comentó Li Rui, neurocirujano del Hospital de la Amistad China-Japón en Beijing y miembro del equipo médico. “Pero en realidad, el simulacro fue muy exigente y todos hicimos un gran esfuerzo para calificarnos”, señaló.

China comenzó a buscar personal médico con habilidades básicas de esquí en 2018. El equipo, formado por trabajadores de la salud de más de 10 hospitales en Beijing y la provincia de Hebei, se reunió oficialmente a principios de 2019.

Li ha sido un ávido esquiador durante más de una década, tanto que practica patinaje sobre ruedas en los meses más cálidos cuando las instalaciones de esquí están cerradas, para mantener su fuerza física y desarrollar la memoria muscular. Él y aproximadamente 40 miembros del equipo han estado posicionados en el Centro Nacional de Esquí Alpino en el distrito de Yanqing, al noroeste de Beijing, para los Juegos. El recinto se encuentra a unos 2.300 metros sobre el nivel del mar, con un desnivel de casi 900 metros. Allí tienen lugar algunos de los eventos olímpicos de invierno más peligrosos, incluido el esquí alpino.

Si ocurre un accidente, los médicos sobre esquíes deben atender a los atletas lesionados dentro de los cuatro minutos mientras llevan un botiquín médico de primeros auxilios que pesa más de 10 kilogramos. “En la práctica, solo tenemos aproximadamente un minuto para llegar allí porque a otros atletas les lleva tiempo despejar la pista”, señaló, y agregó que es importante que el personal médico no estorbe mucho en las pistas de esquí, ya que esto podría afectar el desempeño de otros atletas.

Como neurocirujano experimentado que realiza más de 200 cirugías de craneotomía al año, Li está acostumbrado a trabajar bajo presión. En las pistas de esquí, es aún más difícil tomar decisiones en una fracción de segundo, sostuvo Li. “Tenemos que evaluar la condición del atleta y tomar una serie de decisiones en 30 segundos”, señaló. “Por ejemplo, si se descubre que el atleta tiene dificultades para respirar, debemos determinar si tenemos que intubar de inmediato o realizar una reanimación cardiopulmonar. Cuando necesitamos ayuda para trasladar al paciente, debemos decidir si hay que llamar a un helicóptero o un snowcat (un vehículo oruga diseñado para moverse sobre la nieve)”.

Liang Xueya, oficial médico del Centro Nacional de Esquí Alpino que viene acompañando y supervisando al equipo desde 2018, afirmó: “Nos enfrentamos a una tarea difícil, pero después de soportar tantas pruebas y numerosos ejercicios, tenemos plena confianza”.

Temas relacionados: