Diario Uno afondo

La performance recuerda un clásico de la literatura japonesa. Una persona debe introducirse en el sillón para servir de asiento a los visitantes de la obra.

Un artista realizó un "sillón humano"

Por UNO

El artista Jamie Isenstein ha creado el llamado "sillón humano", una divertida instalación que cobra vida cuando una persona se introduce en ella sirviendo como asiento para otros admiradores de arte.

Cuando una persona decide interactuar con la obra de arte, se tiene que meter dentro de ella, luego se sienta en un soporte de la misma estructura, sus piernas quedan flexionadas como alguien que se sienta normalmente sirviendo como los dos soportes que hacen falta, entonces otra persona puede sentarse sobre la primera y así todos se involucran en una experiencia artística sin igual.

Esta creación evoca al cuento clásico japones, "La Silla Humana", de Edogawa Rampo. El cuento nos habla de un fabricante de muebles que reacio a dejar su profesión, decide hacer un hueco dentro de uno de sus muebles para poder vivir ahí por siempre.