Afondo Domingo, 26 de noviembre de 2017

"Siempre es un placer volver a mi tierra"

Julio Le Parc. El destacado artista mendocino, reconocido a nivel mundial, habló con Escenario antes de su vuelta a Mendoza.

Julio Le Parc es, junto con Quino, una de las personas más importantes de Mendoza con un gran reconocimiento a nivel mundial.

El artista nació en la provincia de Mendoza en 1928 y en estas tierras vivió gran parte de su niñez. Las vías del tren de Palmira, San Martín, han sido testigo de ver al maestro jugando y corriendo mientras su padre trabajaba en los ferrocarriles del lugar. A la edad de 14 años se fue, junto a sus padres, a vivir a Buenos Aires, pero siempre, como bien dijo durante la entrevista, volver a Mendoza es un placer.

Le Parc ha realizado exposiciones de su arte cinético a lo largo de todo el mundo. Cuando atendió el teléfono estaba a punto de partir rumbo a una galería de arte en San Pablo, Brasil.

Con mucha amabilidad, su hijo Yamil atendió el teléfono y, previo a comunicarnos con su padre, empezó a contar el gran año que había transcurrido.

Solo por nombrar algunos hitos, que se suman al extenso curriculum del maestro, Yamil contó que se rompió un récord al concurrir más de 150 mil personas a su exposición montada durante un año en el Pérez Art Museum de Miami. Además, dicha exposición fue decretada entre las tres mejores del año en Estados Unidos, siendo la única que fue creada por un solo artista.

Julio Le Parc el año pasado también inauguró una muestra en la avenida Pueyrredón de Buenos Aires y montó su obra Esfera Azul en el CCK.

Para los próximos años ya tienen varios proyectos en mente, según dijo Yamil, entre los que se destacan una gran muestra en Mendoza y también está en los planes la inauguración de una escultural monumental en Buenos Aires.

Ahora el maestro estará en Mendoza en donde Bodega Rutini presentará el vino creado para el artista por el enólogo Mariano Di Paola y recibirá, de parte de la UNCuyo y de la Universidad de Champagnat el Doctorado Honoris Causa por su invaluable aporte al arte y a la cultura.

Previo a tomar el vuelo que lo deposite en Mendoza, para dichos homenajes como también para descansar unos días en el Valle de Uco, el maestro Julio Le Parc habló con Diario UNO y recordó sus años en la provincia.

-¿Qué siente al volver a Mendoza?

-Es una emoción muy grande volver a mi provincia, a mi ciudad. Siempre es un placer ver mi tierra, mi cordillera de los Andes, los atardeceres, los colores y paisajes. Tengo muchos recuerdos y sin dudas que cuando esté allá van a aparecer momentos muy lindos de mi vida.

-Recuerdos de su niñez...

-Claro, yo nací en la ciudad de Mendoza pero me fui a Palmira porque mi papá era ferroviario y tenía su trabajo allá. Pasé toda mi infancia hasta que a los 14 años nos fuimos a Buenos Aires, pero yo soy mendocino.

-¿Cómo vivió inaugurar la muestra en plena avenida Pueyrredón de Buenos Aires?

-Era una idea que teníamos en mente hace mucho. La idea era dejar una huella en un lugar tan importante para todos como es Buenos Aires.

-Su obra es muy festiva, de colores plenos y mucho movimiento, ¿cómo reaccionan los niños con ellas?

-Mis obras son para diferentes salas, climas y lugares. Varía según cada uno de ellos, la percepción va cambiando y se modifica según la persona que la observa.

-¿Cómo nació esta idea de crear un vino?

-La caja del vino es un trabajo que hice yo y que se plasmó en el contenido. Yo diseñé la caja y su dibujo tras probar el vino. Lo probé varias veces e iban cambiando los resultados hasta que me surgió alguna inspiración y resultó ese trabajo.

-Se inspiró con el vino para crear la caja...

-La única forma de creación e inspiración es partir del trabajo. Hay que trabajar, trabajar y trabajar. Hay días que puede resultar y otros días que no pero siempre hay que trabajar.

-Usted junto a Quino son de los personajes de Mendoza más conocidos en el mundo, ¿qué relación tiene con él?

-Tengo muchos recuerdos con Quino. La última vez que lo vi fue en la inauguración del Espacio Cultural Julio Le Parc. Siempre me gustó mucho Mafalda, incluso me sirvió de inspiración. Soy muy cercano a Quino y tengo muchos recuerdos de él y de Mafalda. Recuerdo un cumpleaños de su madre que él dibujó una Mafalda en una hoja de 60cm y la obsequió.

-En la visita a Mendoza su hijo Yamil va a participar en un concierto el jueves...

-Sí, es muy lindo ver sus conciertos, me acuerdo mucho el que hizo en el CCK dedicado a Astor Piazzolla. Tengo recuerdos de la música que nosotros poníamos durante su infancia en la casa. Ha juntado las raíces de su madre y mías sobre la música y ha realizado esta fantástica interpretación de Piazzolla.

Más noticias