Diario Uno afondo

Cientos de palabras se utilizan para hablar “cariñosamente” con tu pareja, al menos en castellano estas que te presentamos suelen sonar muy descabelladas. ¿Te imaginás que tu pareja te diga "Ojos de huevo"?.

"Mi bichi cucú": la extraña lingüística del amor

Por UNO

Cientos de palabras se utilizan para hablar “cariñosamente” con tu pareja aunque al menos en castellano, estas que te presentamos van a sonar descabelladas: ¿te imaginás que tu pareja te diga "Ojos de huevo"?.

En algunos idiomas los términos designados a los amados son muy extraños o por lo menos así suenan en castellano ya que sus significados son: coliflor, pulga o elefante.

Pero su significado va un poco más allá y Paul Noble, mentor lingüístico, lo define como la lingüística del amor en su libro “Destination language courses”.

Aquí un pequeño resumen:

1. Huevo con ojos (Japonés: Tamago kato no kao)

¡Pero qué romántico! Es un gran halago pues para esta cultura tener la cara oval es sinónimo de belleza como lo atestiguan pinturas a través de los años.

2. Pequeño elefante (Tailandés: Chang noi)

En la Argentina tendrás como respuesta una cachetada si se te ocurre decirle elefante a tu amada/o, pero para una tailandesa estarás endulzádole el oído pues para esta cultura este paquidermo es muy querido ya que trae buena suerte.

3. Pequeño repollo (Francés: Petit chou)

“Chou” (repollo o col) da la idea de algo pequeño y redondo, por lo que “chou” es el equivalente de “corazón” o “amor” o “cariño”. Si lo usan doble “chouchou” significará “querido”.

4. Chayote (Portugués/Brasil: chuchuzinho)

El siguiente vegetal en la lista es el chayote o “Chuchu” que al agregarle la terminación “zinho”, que significa “pequeño”, puede ayudar a un brasileño a demostrar su cariño.

5. Mi pulga (Francés: Ma puce)

Y de nuevo los franceses impresionando con su lenguaje del amor, que para llamar a su amado/a “dulzura” la palabra es “Ma puce” ¿razón? No es comprobado pero quizá se deba a la histórica relación entre los humanos y las pulgas, puntualiza la BBC. En el pasado, quitarle las pulgas a otra persona podía llegar a ser placentero y a veces hasta íntimo.

6. Gacela (Árabe: Ghazal)

Según los poetas, un cazador puede morir de amor tras una sola mirada de una gacela. Así que si alguna vez alguien te llama gacela podría significar que has embrujado con tu sola mirada el corazón de ese alguien.

7. Peces hundiéndose, gansos cayendo (Chino: Chen yu luo yan)

Y para derretir el corazón de una china tendrás que grabarte esta frase, que surgió de la historia sobre la mujer más bella de la historia china, llamada Xi Shi. Que cuando miraba un lago, los peces quedaban tan deslumbrados que se les olvidaba nadar y gradualmente se hundían hasta el fondo. Y si el espectador era un ganso volando se olvidaban de aletear y caían en picada. Así que peces hundiéndose, gansos cayendo = eres tan bella como Xi Shi.

8. Fruto de mi corazón (Indonesio: Buah hatiku)

Más que para expresar amor de pareja, este término hoy en día se usa más para expresar afecto a los niños. Y es usado ampliamente en publicidad dirigida a las familias: “El mejor regalo/alimento/producto para el fruto de su corazón”.