Embed      

“Le dedico mucho tiempo y esfuerzo a lo que me propongo hacer”, dice. Esa frase la define.

Sofía Grangetto (19) es la reina de la Vendimia de Guaymallén y sabe que el esfuerzo es parte del éxito, ni más ni menos. Quizás por eso hace atletismo, puntualmente carreras de fondo. “He corrido media maratón”, dice, y sostiene que alguna vez llegará a los 42 kilómetros.

 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Vive en Buena Nueva, pero representó a Dorrego, “donde vive parte de mi familia y mi novio”.

Cuenta que “soy maestro mayor de obras, después de hacer mi secundaria en un técnico, y quiero ejercer para poder pagarme los estudios”.

 Embed      

Su padre trabaja en una empresa constructora y de él ha heredado la vocación. “Quiero seguir arquitectura, puedo demostrar capacidad en lo que sé y creo que mi vida irá por ahí. Pero me parece que todo se va a ir dando, con el tiempo”.

Se define como una mujer “alegre, que le gusta disfrutar el día a día, muy positiva, sincera…”.

 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Su madre es ama de casa y Sofía dice que esa tarea “es tremendamente importante, porque sostiene a toda la familia”, que se completa con dos hermanos mayores, un hombre y una mujer.

Cuenta que ya ha tenido experiencia laboral en un local de ropa y que “me gusta muchísimo la danza, hice folclore de chica, pero después dejé porque pasaba muchas horas en el colegio”.

 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Desde hace 5 años va al gimnasio y allí surgió su gusto por el atletismo y el running. “Creo que es porque me gusta conectarme con la naturaleza”, cuenta.

Acepta que, mientras se corre tanta distancia, una de las claves es poder manejar la mente y no caer en los ¿por qué hago esto? Y en la tentación de detenerse.

“Si, manejar la mente es muy importante. Es algo que todavía estoy intentando hacer. No caer en el ´ya me cansé’, ´me aburrí´… Lo cierto es que siempre me anoto y corro, porque también esto te hace entender que es posible. Además es saludable y es muy lindo el contacto con la gente, escuchar que te gritan ´¡vos podes!’. Eso me volver a correr”.

Dice que se tomó tiempo para prepararse para Vendimia, porque “yo me dedico mucho a lo que hago, a lo me propongo hacer”.

Cuenta que disfrutó la sesión fotográfica. “la hicimos en un lugar hermoso, que destaca la belleza de los caminos y calles del departamento”

Además indica que la sesión “también me permitió detenerme a mirar un lugar por el que paso siempre y nunca miro”.

Te puede interesar...