Mientras muchos comerciantes y dueños de pymes tuvieron que cerrar sus puertas por la crisis económica que ha producido la pandemia, otros han podido reconvertir sus emprendimientos.

Te puede interesar: Jubilados | Tarjeta Alimentar | Cómo es el trámite para acceder al beneficio

Es el caso de Guillermo Giménez, dueño de una imprenta ubicada en el centro de Godoy Cruz, que se vio obligado a darle una "vuelta de rosca" a su actividad comercial.

Así, junto a su hijo Willy, tomaron la decisión de extender su oferta comercial y abrieron la librería "Libros para comprar", que se dedica a la venta de enciclopedias, libros didácticos y cuentos infantiles.

Nuevos aires

Guillermo, que hoy tiene 61 años, lleva más de 40 años dedicándose a la industria gráfica.

"Empecé a vender libros a los 18 años y hace más de 20 que soy dueño de la imprenta Crear. ahora hemos abierto venta directa al público, una actividad que nunca habíamos hecho, pero fue una salida necesaria ante la crisis". "Empecé a vender libros a los 18 años y hace más de 20 que soy dueño de la imprenta Crear. ahora hemos abierto venta directa al público, una actividad que nunca habíamos hecho, pero fue una salida necesaria ante la crisis".

Guillermo GiménezImprentero y dueño de una librería

 Embed      

El imprentero se ha dedicado más que nada a la impresión de volúmenes institucionales, y trabaja a pedido para algunas reparticiones del Estado. Pero cuando las actividades se frenaron por la pandemia, el trabajo se vio complicado.

Los viajantes y vendedores no podían transitar y no todos sus clientes están en la provincia. Esto fue el puntapié inicial para la reconversión.

Sumar posibilidades

Si bien el ámbito donde se mueve es más bien el de la imprenta, Guillermo supo que si no aprendía a diversificar, la pandemia se iba a llevar consigo el esfuerzo de toda su vida.

 Embed      

Por esto, no sólo abrieron la librería, sino que comenzaron a sumar posibilidades: entraron en el negocio de las ventas por internet, habilitaron una página web, y ahora están trabajando con algunos portales de ventas on line. Si bien todavía tiene mucho por aprender, considera que la pandemia resultó un trampolín de lanzamiento y en lugar de estancarse y "quemar las naves", salió a buscar una solución para continuar.

"Estamos conociendo esto de las ventas al público, todavía es nuevo para nosotros, pero de a poco aprendemos. Nuestra intención es volver a trabajar en la imprenta como lo hacíamos antes, pero no dejaremos de lado la librería". "Estamos conociendo esto de las ventas al público, todavía es nuevo para nosotros, pero de a poco aprendemos. Nuestra intención es volver a trabajar en la imprenta como lo hacíamos antes, pero no dejaremos de lado la librería".

Te puede interesar: Programa Entrenamiento Laboral Certificado: cómo cobrar el bono de $7.000 por la capacitación

Dejá tu comentario