Cuando en el 2020 el Covid-19 comenzó a cobrarse las primeras vidas, y a falta de una vacuna, los médicos pusieron en práctica distintas terapias, algunas sin suficiente evidencia científica comprobada que avalara su eficacia.

Esto fue lo que sucedió con los tratamientos con plasma de pacientes recuperados de Covid-19. En el 2020 comenzó a utilizarse esta terapia para tratar a aquellos enfermos que, sin estar del todo graves, padecían síntomas que indicaban que la enfermedad podía avanzar de la peor manera.

Seguir leyendo

El punto es que, a esta altura, y con la segunda ola de Covid-19 en pleno desarrollo, ya no se escucha más que los médicos pongan en práctica las transfusiones de plasma para lograr una mejoría en los casos más críticos de Covid-19.

El motivo de por qué no se utiliza más el plasma de pacientes recuperados para tratar el Covid-19, lo explicó el médico Pedro Ruiz, titular del Programa Provincial de Hemoterapia de Mendoza.

Qué es lo que sucedió con el plasma

En 2020, durante el pico más alto de la pandemia, era común ver en las redes sociales, recibir mensajes o cadenas de WhatsApp pidiendo, con urgencia, donaciones de plasma de pacientes recuperados de Covid-19, para tratar a un familiar o amigo cuyo caso se estuviera agravando por el Covid.

Sin embargo, en aquel momento, el mismo Ruiz explicó que la donación de plasma de pacientes recuperados no debía solicitarse a través de una campaña, ya que no todos los pacientes eran aptos para recibirlo, ni todos los que se repusieron al Covid-19 podían ser donantes.

Para que resultara apto, el plasma debía cumplir con algunas condiciones, como tener la suficiente cantidad de anticuerpos de modo que pudiera servirle al paciente grave.

¿Pero por qué no se utiliza más el plasma?

Ruiz explicó que lo que ocurrió fue que no se logró obtener evidencia científica suficiente como para ligar la recuperación de los pacientes con Covid-19 con la transfusión de plasma de recuperados.

"No se pudo dilucidar si el paciente que recibió plasma y se recuperó logró ese objetivo por la intervención de esta terapia, o bien, porque fue una evolución de su organismo, que hubiera sucedido de todas maneras, sin someterse a este tratamiento".

Sin embargo, el médico confirmó que se siguen pidiendo donaciones de plasma a pacientes recuperados de Covid-19. ¿Cuál es el motivo para que esto suceda?

Avance científico en Córdoba

Ruiz explicó que, con la pandemia, las investigaciones en torno al plasma proponían dos utilizaciones: por un lado, aplicar directamente el plasma de recuperados a convalecientes y por otro, utilizarlo para la fabricación de gammaglobulina.

Esta última alternativa es la que se está poniendo en práctica actualmente.

El director del Programa Provincial de Hemoterapia manifestó que el 90% del plasma que se recolecta, se envía al Laboratorio de Hemoderivados, perteneciente a la Universidad Nacional de Córdoba.

En este laboratorio se producen productos derivados de la sangre como las inmunoglobulinas, anticoagulantes, y antihemofílicos.

Actualmente, en este laboratorio se está fabricando gammaglobulina en base al plasma de pacientes recuperados de Covid-19, para tratar la enfermedad. Si bien aún no está científicamente probado que la utilización de gammaglobulina para Covid-19 sea efectiva, se trata de una investigación avanzada, de la que pronto podrán obtenerse resultados concretos.

Campaña por el día del donante

El próximo lunes 14 de junio se celebra el día del donante de sangre, y para esta ocasión se ha propuesto una campaña de donación en lugares determinados. En el mismo Centro Regional de Hemoterapia, asistirán miembros de la organización Valos, a donar sangre. También hubo ofrecimientos de los miembros de la Iglesia Adventista, y se pondrán a disposición las salas de hemoterapia del hospital Carrillo y del hospital de General Alvear, con esta misma finalidad.

Ruiz explicó que buscan normalizar la donación de sangre, que en pandemia cayó entre el 60% y el 70%.

En la última semana las donaciones han mejorado, pero aún el número de donantes no es el que necesita el sistema de salud de la provincia.

Para donar, los interesados pueden ponerse en contacto con la gente del Centro Regional de Hemoterapia