Diario Uno Sociedad coronavirus
Pandemia

Martín Aveiro aseguró que busca resguardar la capacidad de atención del Hospital Scaravelli

Por UNO

“Esto no es echarle la culpa a los prestadores. La verdad que están pagando las consecuencias, pero es cortar un poco con el ingreso desmedido que está viniendo del Gran Mendoza, también para cuidar a la gente del Gran Mendoza”, aseguró el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro luego de su pedido, y confirmación por el Ejecutivo, de prohibir el turismo interno en esa comuna.

Sostuvo que no se cierran restaurantes ni cabañas y que los tunuyaninos podrán ir, pero no quienes vivan fuera de la comuna. “En un restaurante con 100 personas, por más que esté al 50% de su capacidad, pero con la cantidad de asintomáticos que hay queremos darle un parate”, expresó Aveiro a Radio Nihuil.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza Un repositor externo de un hipermercado de Ciudad tiene coronavirus

“Estuvimos trabajando tres semanas muy bien con los prestadores y ayer expliqué que esto no tienen que ver con los prestadores turísticos que hicieron un trabajo increíble, y el Ministerio de Turismo estuvo inspeccionando los cuatro fines de semana seguidos”, dijo Aveiro.

Pero, “con lo que viene sucediendo en el Gran Mendoza y la gran cantidad de gente que entra a Tunuyán los fines de semana, es muy compleja la capacidad de control, no tenemos la cantidad de policías para controlar todos los ingresos. Aparte de esto, todos los aislados son policías, con familias completas y comisarias enteras y sabiendo que hoy estamos viendo una foto de hace 10 días”, señaló el intendente de de Tunuyán y agregó que habrá que ver dentro de una semana las consecuencias del día del amigo, en cuanto a cantidad de contagios.

Además, sostuvo que todo lo que pasa en Tupungato y San Carlos “viene a parar acá”, en referencia al Hospital Scaravelli. “De alguna manera tenemos que parar y ver qué sucede en los próximos 10  días, ver cómo avanzan los contagios, si se mantiene o empieza a bajar la curva en Mendoza y ahí volver a habilitar”.

Indicó que sus pares de Tupungato y San Carlos deberían tomar la misma decisión de prohibir el turismo interno “porque todos terminan en el Hospital de Tunuyán, esto no significa que los tunuyaninos sean dueños del hospital, pero tiene que ver con la capacidad de atención que podemos llegar a tener para todo el Valle de Uco”.

No soy de los que quiere cerrar el turismo, fui uno de los primeros que insistió en abrir, pero también soy lógico a partir de la capacidad de respuesta que tenemos en la salud y seguridad para hacer los controles. No podemos abrir por abrir, tenemos que hacerlo dentro de lo más lógico posible y nuestro trabajo tiene que ver con la responsabilidad y cuidar a la gran mayoría”, manifestó el intendente.

Chicaneo

Un capítulo aparte es la relación con Diego Stortini, titular de la Cámara de comercio, industria, agricultura y turismo de Tunuyán, quien dijo que la desición de Aveiro fue tomada en soledad y sin consultar previamente a la Cámara ni a los intendentes colindantes.

“Stortini vive en Luján, no estuvo estos días por el Valle de Uco acompañando a los prestadores” dijo Aveiro, a pesar que Stortini aseguró que estuvo recorriendo los diferentes emprendimientos.

Nosotros hablamos con los prestadores, no sé con qué prestadores habla él. No es relevante Stortini, le encanta hablar para la tribuna, le encanta salir en los medios, no sé si va a ser candidato o algo”, agregó el intendente tunuyanino.

Agregó: “Con respecto de la Cámara hablamos personalmente todo el equipo nuestro, estuvieron a la par de los prestadores todos los fines de semana, controlando temperatura, haciendo declaraciones juradas,  ayudando, uno más del equipo de los gastronómicos o de las cabañas. La verdad que querer figurar con notas como estas de Stortini es lamentable”.