Truco de cocina

Evita que la sal se humedezca con estos 5 trucos caseros

La sal es uno de los ingredientes básicos de la cocina, pero a veces puede pasar que se humedezca con el tiempo. Evítalo con estos trucos caseros

La sal es uno de los ingredientes básicos que no pueden faltar en la cocina y que nos ayuda a resaltar los sabores de las comidas. Por eso es fundamental que se conserve de la mejor manera, ya que suele humedecerse con facilidad. Conoce los trucos caseros para evitar esta situación.

Se podría decir que la sal no solo es uno de los principales elementos de la cocina en una cas, también es utilizado con frecuencia como un aliado de la limpieza y otras situaciones en las que sirve de gran ayuda.

sal.jpg

Es bastante común que la sal se humedezca con frecuencia en el salero y esto hace que si bien se puede seguir usando, su aspecto y sabor pueda cambiar un poco. Por este motivo es importante conservar la sal de la mejor manera para que no pierda sus propiedades.

En ese sentido, con los siguientes trucos caseros podrás evitar que la sal absorba la humedad del ambiente y que se mantenga seca en su estado original para que puedas seguir haciendo uso de ella como corresponde.

►TE PUEDE INTERESAR: Descongela el pan y dejalo como recién horneado con este truco casero

Salero.jpg

Trucos caseros: cómo evitar que la sal se humedezca

1. Envase de cristal y cerrado

Este tipo de recipiente es el más adecuado, debe mantenerse cerrado y si es hermético mucho mejor. No uses de plástico, ya que tienden a absorber la humedad con facilidad.

2. Ubicarla en un lugar fresco y seco

Lo habitual es que siempre esté en la cocina y guardarla en la alacena es la mejor opción. Trata de que esté lo más alejado posible de una ventana y de cualquier lugar húmedo como la heladera.

3. Granos de arroz

Este ingrediente evita que la sal se humedezca y que salga con facilidad el salero. Una técnica muy conocida y efectiva, solo deberás colocar algunos granos de arroz en el salero y listo.

4. Granos de café u hojas de perejil

Se pueden añadir granos de café o unas hojas de perejil al salero, aunque debes tener en cuenta que el café puede aromatizar un poco la sal.

5. Secar bien el salero

A veces sucede que se lava el salero, no se seca bien y se incorpora la sal cuando todavía está húmedo el recipiente. Es importante secar bien los saleros con un paño o papel de cocina por dentro.

►TE PUEDE INTERESAR: Trucos caseros: cómo limpiar la pantalla de tu televisor y que quede reluciente

Temas relacionados: