La muerte de Mauro Viale ha conmovido a toda la sociedad y quizás no solo por lo inesperado sino por la importancia que tuvo en los medios de comunicación. Es que el conductor fue un referente para muchos periodistas y marcó una forma de hacer periodismo. También fue el protagonista de una de las peleas más emblemáticas de la televisión contra Alberto Samid.

En ese momento, en el 2002, Samid "el rey de la carne" estaba como invitado en el programa conducido por Mauro Viale cuando la entrevista comenzó a aumentar temperatura. Tras acusarlo de evadir impuestos, Samid se enojó y empezó a preguntarle cuál era el verdadero nombre del conductor. Luego vino la famosa "usted avaló el atentado a la AMIA" que terminó con los golpes entre ambos.

"Usted no puede decir semejante barbaridad; usted se tiene que arrepentir de lo que dijo", fue la primera reacción de Samid, quien luego comenzó a golpear en vivo a Viale. El periodista respondió y siguieron a las piñas con el programa aún en el aire y mientras los presentes intentaban separarlos.

A lo que hacía referencia Samid es que el verdadero nombre no era Mauro Viale. En realidad el conductor se llamaba Mauricio Goldfarb y como muchos profesionales de religión judía de su generación se cambió el nombre al ingresar a los medios de comunicación. En aquel momento los nombres debían "ser artísticos" y el hecho de tener un apellido judío podía "resultar peligroso".

El nombre fue elegido porque su abuela, que vivía en Villa Crespo, tenía una calle cercana de nombre Luis Viale. Mauro, por su parte, es una especie de diminutivo de Mauricio, su verdadero nombre.