Diario Uno > Sociedad > aborto

Aborto legal: "Las pacientes irán a la salud pública si la privada no responde"

Lo dijo Rodolfo Torres, coordinador de la Asociación de Clínicas y Sanatorios. Aseguró que el Estado es el responsable final de la práctica del aborto legal

Rodolfo Torres, coordinador de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza, fue consultado en Radio Nihuil, acerca de cómo se está preparando el sector privado de salud para dar cumplimiento a la ley nacional 27.610, de aborto legal.

Torres manifestó que aún no tienen el texto de la reglamentación de la ley, por lo tanto la situación no se ha terminado de definir. Sin embargo, aseguró que la responsabilidad de cumplir con el aborto legal es, principalmente, del sector público.

Te puede interesar...

Si una clínica no puede resolver esto, las que tienen la responsabilidad final son las instituciones estatales. para el Estado es indelegable. Eso es lo que dice la ley y si son todos objetores de conciencia, hay que conformar un equipo Si una clínica no puede resolver esto, las que tienen la responsabilidad final son las instituciones estatales. para el Estado es indelegable. Eso es lo que dice la ley y si son todos objetores de conciencia, hay que conformar un equipo

Gran porcentaje de objetores

Con respecto a la confección de un registro de objetores de conciencia, es decir, profesionales que, por sus convicciones morales o religiosas no estén dispuestos a realizar un aborto legal, Torres explicó que las clínicas y sanatorios están comenzando a hacerlo.

El sistema privado se encuentra dando los primeros pasos, que son los de convocar a los profesionales que están insertos en esta problemática de la interrupción voluntaria del embarazo, para confeccionar las listas de objeción o no objeción de conciencia de los profesionales. Pero la responsabilidad final de esta situación la tiene el Estado, no los privados. En general, el que está formando los equipos para hacer frente a esta situación es la parte estatal El sistema privado se encuentra dando los primeros pasos, que son los de convocar a los profesionales que están insertos en esta problemática de la interrupción voluntaria del embarazo, para confeccionar las listas de objeción o no objeción de conciencia de los profesionales. Pero la responsabilidad final de esta situación la tiene el Estado, no los privados. En general, el que está formando los equipos para hacer frente a esta situación es la parte estatal

También aclaró que, hasta el momento, ninguna clínica ni sanatorio privado se ha declarado institucionalmente objetor de conciencia para realizar prácticas de aborto legal.

Sin embargo, aseguró que en el equipo de ginecólogos del sector privado de salud de la provincia, hay un gran porcentaje de objetores de conciencia.

Acerca de cómo se afrontará la situación y teniendo en cuenta que, una vez promulgada y reglamentada la ley -situación que ocurrió este viernes- los efectores de salud tienen 8 días hábiles para darle cumplimiento efectivo, Torres manifestó que aún es un tema que se está evaluando.

Ni siquiera tenemos la reglamentación para leerla en profundidad. pero en primera instancia, hay que tener en cuenta que no solo u ginecólogo debe estar dispuesto a realizar un aborto legal, sino que hay que asegurar la salud física y psíquica de la mujer y darle contención antes, durante y después de la interrupción voluntaria del embarazo Ni siquiera tenemos la reglamentación para leerla en profundidad. pero en primera instancia, hay que tener en cuenta que no solo u ginecólogo debe estar dispuesto a realizar un aborto legal, sino que hay que asegurar la salud física y psíquica de la mujer y darle contención antes, durante y después de la interrupción voluntaria del embarazo

Por último y sobre el tema de cómo impactará en el sector privado de salud que los profesionales que realizaban abortos clandestino ya no puedan hacerlo, Torres dijo que no podía dar respuesta a esa consulta, y explicó lo que él evaluó como importante.

Dijo que esta situación va a blanquear lo que antes sucedía en la clandestinidad, y va a servir para generar políticas de salud a futuro, con números reales. Destacó que, tanto el sector que se manifestó a favor como el que lo hizo en contra de la legalización del aborto, extrapolaron datos de otros países y subrayó que, cuando pase un tiempo de que el aborto legal se haya puesto en práctica, se podrá tener una evaluación de la situación en base a números reales.