Diario Uno > Política > anticuarentena

Quién es el oftalmólogo que lidera a los médicos anticuarentena

Mariano Arriaga es el líder de Médicos por la Verdad, agrupación anticuarentena que sostiene que el Covid no existe. La Justicia de Rosario lo imputó por instigación al delito

Niegan la pandemia, son anticuarentena, están en contra del uso de barbijos o tapabocas y mucho más de las vacunas y militan en contra de cualquier tipo de restricciones para frenar la ola de contagios por el Covid. Se agrupan en una organización que se autodenomina Médicos por la Verdad, movimiento que se inició en Alemania, que tuvo una fuerte expresión en España y que ahora intenta llamar la atención en la Argentina asegurando que el coronavirus no existe.

El máximo referente en nuestro país de este colectivo negacionista, que en sus movilizaciones, no ahorra términos descalificadores para quienes no piensan como ellos es Mariano Emilio Arriaga Ferré, quien por estos días ocupa buena parte de los espacios periodísticos en sus distintos formatos en los que se ha investigado de quién se trata y que acaba de ser imputado por la Justicia.

Ha trabajado en el Hospital Oftalmológico Pedro Lagleyze, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y en el Hospital Naval de Ushuaia donde fue acusado de una estafar a un paciente. Entre sus antecedentes aparecen trabajos como médico voluntario para la Cruz Roja de Ecuador y participaciones en campañas de ayuda a comunidades wichi y toba.

Tiene 57 años, vive en El Bolsón, Río Negro y se recibió de oftalmólogo en la Universidad de Buenos Aires. Llegó a esa localidad del Sur, después de que en Ushuaia lo llevaran a juicio acusado de quererle cobrar una operación que no hizo a un paciente. Lo condenaron a 80 horas de trabajos comunitarios y le aplicaron una multa.

Desde septiembre desde 2020 recorre la Argentina repitiendo el discurso de que el coronavirus es una mentira. "Sin barbijos, sin permisos de ruta y pidiéndoles a los policías que se sumen", señala por donde pasa.

Este jueves Mariano Arriaga fue imputado en Rosario por instigación al delito junto a un concejal chaqueño y a otro médico, quienes convocaron al encuentro anticuarentena que tuvo lugar el martes pasado frente al Monumento Nacional a la Bandera donde fueron detenidos.

La jueza penal María Trinidad Chiabrera ordenó la libertad de los tres acusados luego de que hagan efectiva una fianza de $250 mil en el caso de Arriaga, y de $100 mil en el de los otros dos imputados.

Arriaga2.jpg

Además, la jueza fijó como condiciones de la libertad la prohibición del líder de Médicos por la Verdad de salir del país y de acercarse -por cualquier medio- a quienes lo denunciaron.

La medida fue adoptada luego de que una de las denunciantes del movimiento anticuarentena, la concejala rosarina Norma López, recibió amenazas de muerte a través de las redes sociales.

Los tres acusados fueron aprehendidos el martes pasado frente al Monumento a la Bandera, mientras realizaban una reunión de unas 200 personas, sin barbijo ni distanciamiento, en la que negaban la existencia de la pandemia de coronavirus.

En uno de los actos que se realizó en Santa Fe, en violación a las disposiciones que suspenden las reuniones sociales en lugares públicos, Arriaga llamó a “cambiar el planeta” y dijo que para eso “nos falta un paso importante a la gente común: transformarnos en gente no común”.

El líder de la agrupación autodenominada Médicos por la Verdad arengó a sus seguidores al decirles que “tu búsqueda empieza y puede terminar en un segundo, la Pacha, la Tierra y el cielo están esperándote”.

El fiscal del caso, Marcelo Vienna, acusó a Arriaga; al concejal de la localidad chaqueña de Las Breñas, Juan Domingo Schanovskoy; y al médico José Luis Gettor, de instigación a cometer delitos al “incitar e inducir públicamente mediante la difusión por diferentes redes sociales de acceso público” a la convocatoria al Monumento a la Bandera, violando el decreto nacional y provincial que prohíben los encuentros sociales para evitar la propagación de la pandemia.

Para ello exhibió como evidencia un video subido a una cuenta de Instagram en la que los organizadores, reunidos en una vivienda de Rosario, realizaron la convocatoria.

El fiscal también acusó a Arriaga y al concejal Schanovskoy de haber incumplido la prohibición de realizar reuniones en ámbitos privados, al grabar el video en una casa con unas 20 personas.

Arriaga también fue acusado por liderar un encuentro de unas 100 personas el lunes pasado en otro parque público de Rosario, por uno que realizó el fin de semana en la ciudad de San Lorenzo y por el delito de daños al patear una moto policial del personal que fue a detenerlo.

Si bien el fiscal pidió prisión preventiva para Arriaga por dos años, la jueza Chiabrera entendió que podían mitigarse los riesgos de entorpecimiento de la investigación y ordenó su libertad, fijó una fianza de $ 250 mil pesos y le prohibió convocar por cualquier medio a marchas o manifestaciones mientras se extiendan las actuales medidas sanitarias.

Seguir leyendo