Diario Uno > Policiales

“Tiraron a quemarropa y no les dieron tiempo a defenderse”

Por Catherina Gibilarocgibilaro@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

“Tiraron a quemarropa y no le dieron a ninguno tiempo a defenderse”. La categórica frase pertenece a los testigos que ayer desfilaron en el aula de debate de la Tercera Cámara del Crimen, donde se lleva a cabo el juicio por la masacre de Los Corralitos ocurrida en el 2010, cuando mataron a un policía retirado y al pagador de una cooperativa, a quienes les robaron la suma de $70.000.

La jornada inicial, donde se adoptaron importantes medidas de seguridad en el quinto piso del tribunal presidido por Laura Guajardo, tuvo la particularidad de que el pedido de los defensores Diego Lavado y Sergio Salinas de que no se incorporara la declaración del arrepentido Raúl Masman no tuvo eco porque los jueces la desestimaron, dándole así la razón a los fiscales Claudia Ríos Ortiz y Javier Pascua, quienes habían solicitado su incorporación.

Los dichos de Masman son de vital importancia, porque en su declaración dio detalles importantes sobre la participación de los acusados en el aberrante hecho que significó las muertes del policía retirado Miguel Ruarte y el pagador Federico Chaparro. Masman fue chofer de un VW Golf que los esperaba en el lugar donde los asaltantes abandonaron la Eco Sport, para sacarlos de la zona caliente. Confirmó que el imputado Wekid estaba herido, que éste le había ofrecido ese trabajo, que aceptó sin saber que asaltarían a alguien y que lo matarían.

En este violento ataque alcanzaron a salvarse dos personas: el conductor del vehículo adonde llevaban el dinero, de apellido Musri, y un policía de apellido Castro, quien pese al tiroteo alcanzó a arrojarse a una acequia. También fue de suma importancia la declaración de muchos testigos presenciales del hecho, quienes en consonancia manifestaron que la emboscada fue cruenta, “a tal punto que Chaparro no pudo ni siquiera abrir la puerta para intentar salvarse”.

Esto, dicho en una sala colmada donde se hallaban los padres del joven cobrador y familiares del policía muerto, provocó un profundo dolor incluso en el público asistente al rememorar el hecho con lujo de detalles.

En el banquillo de los acusados se encuentran Jesús Jony Wekid, el principal imputado, acusado de homicidio criminis causa; Raúl Masman, acusado de participación secundaria en el robo seguido de homicidio, e Ignacio Bullones, otro arrepentido, acusado de encubrimiento agravado. Éste tenía en su poder el Nextel cuando los delincuentes escaparon, el aparato que fue hallado en la camioneta que dejaron abandonada.

El debate proseguirá con más testigos el viernes.

Asalto sangrientoUno de los ataques más violentos de los últimos tiempos sucedió en Los Corrallitos, donde acribillaron a balazos al policía retirado Ruarte y al pagador Chaparro, y se llevaron $ 70.000.

El principal acusado, Wekid, arriesga una pena de prisión perpetua.

El brutal suceso ocurrió el 26 de marzo del 2010, cuando Chaparro, cobrador de una cooperativa, y el custodio Ruarte fueron emboscados tras salir de un galpón de ajos de Los Corralitos con una fuerte suma de dinero.

Allí fueron encerrados por dos autos y acribillados a quemarropa, sin contemplación alguna.

 Embed      
 Embed      
 Embed