Inseguridad en Mendoza

Sobreseyeron al policía que baleó tres veces a un hombre que lo quiso asaltar en Guaymallén

La Justicia terminó considerando que el efectivo policial, que estaba de civil al momento del hecho, actuó en forma correcta al defenderse del robo en Guaymallén. El video que fue clave para reconstruir el hecho

Un policía de 37 años que era investigado por la Justicia desde septiembre pasado tras su accionar al ser víctima de un intento de robo en Guaymallén terminó libre de culpa y cargo. El efectivo fue sobreseído al primar la hipótesis de la legítima defensa.

Hasta la mañana de este jueves, el efectivo policial estaba imputado por tentativa de homicidio en exceso de legítima defensa y arriesgaba una condena de hasta 5 años de prisión. Estaba bajo la lupa de la Justicia desde que le disparó tres veces a Manuel Oscar Molina, un ladrón armado que intentó asaltarlo en calle Bandera de los Andes en septiembre pasado -ver más abajo-.

► TE PUEDE INTERESAR: Una madre está acusada de recibir dinero a cambio de entregar a su hija discapacitada para que la abusen

Sin embargo, las pruebas fueron alivianando su situación y finalmente terminó sobreseído. Fue el propio fiscal del caso, Carlos Torres, quien pidió la desvinculación formal del policía y la jueza Julieta Espínola avaló la decisión.

Fuentes judiciales detallaron que hubo dos pilares para tomar la decisión: que el asaltante amenazó a la víctima en el hecho y que se encontraron rastros de su ADN en un revólver calibre 22 que se halló en la escena del hecho. En definitiva, la hipótesis es que el policía vio en peligro su vida y por eso repelió el accionar con su pistola 9 milímetros reglamentaria.

Embed

Robo en Guaymallén

Cerca de las 3 de la madrugada del sábado 25 de septiembre, un hombre caminaba por calle Bandera de los Andes y Lavalle, en Guaymallén. Sobre su espalda tenía una mochila, entre ellas, su pistola provista por las autoridades del Ministerio de Seguridad.

Manuel Molina 2.jpg
Manuel Molina terminó baleado tras el intento de robo en Guaymallén.

Manuel Molina terminó baleado tras el intento de robo en Guaymallén.

Manuel Molina lo interceptó para robarle sin saber que estaba ante un integrante de la fuerza de seguridad, ya que el hombre estaba de civil. Empuñó un revólver y le exigió sus pertenencias. El efectivo puso el bolso en el piso, aprovechó una distracción para sacar su arma y efectuar cuatro disparos.

Uno de ellos impactó en un árbol pero los tres restantes dieron contra Molina, quien sufrió heridas en sus piernas, el tórax y el abdomen. Quedó internado en terapia intensiva durante varios días pero logró sobrevivir. Con el correr de los meses terminó condenado a la pena de 1 año y 6 meses por robo agravado en tentativa, por arma de fuego de utilería.