Hace 5 días que Facundo Kako Martínez (43) murió de un disparo. Un policía federal está en la mira por su actuación, que hasta el momento es entendida como un caso de gatillo fácil. Sin embargo, desde la defensa plantean otra hipótesis que podría alivianar la dura acusación que pesa en su contra.

El abogado del uniformado, Carlos Moyano, brindó detalles sobre la declaración que hizo su cliente en el expediente. Relató que el auto en el que circulaba Facundo Kako Martínez fue detenido porque tenían un aviso de los superiores de Narcotráfico sobre un vehículo sospechoso.

Te puede interesar...

"Mi cliente se identifica como policía y detienen el auto. Se pone delante. En ese momento lo atropella y es cuando el policía hace unos disparos de advertencia hacia el suelo. Cuando sigue la marcha, este hombre se agacha para buscar algo. El policía ve que agarra algo que brilla y es ahí cuando efectúa el disparo sin saber que le había pegado porque la persona sigue circulando algunos metros", relató este martes el letrado en el programa Hola Mendoza.

El representante legal explicó que el policía federal sufrió politraumatismo en la rodilla debido al impacto del vehículo.

Carlos Moyano.jpg
El abogado defensor Carlos Moyano.

El abogado defensor Carlos Moyano.

El abogado aseguró que el avance de la pericia balística y de la necropsia arroja que el disparo ingresó en el cuerpo de Facundo Kako Martínez en la que se puede interpretar que estaba agachado. "En ese lugar del auto había unos frascos de marihuana. Tal vez estaba intentando esconderlos", aventuró Moyano.

De todas formas, se encuentran esperando pruebas claves para la causa que lidera la fiscal de Homicidios Andrea Lazo. Entre ellas, las grabaciones de 9 cámaras de seguridad de locales que captaron la secuencia ocurrida el jueves pasado.

"Hay que bajar los decibeles de violencia en todo sentido", concluyó el abogado del policía federal.

El uniformado está detenido e imputado por homicidio agravado por su calidad de funcionario policial. Es decir, la primera versión judicial es que se trató de un caso de gatillo fácil. Si bien la causa está en sus primeros pasos y la calificación puede variar, ese delito prevé la pena única de prisión perpetua.

Quien también habló en las últimas horas fue el hermano de la víctima fatal, quien en declaraciones a Radio Nihuil describió cómo era Kako Martínez.