Diario Uno > Policiales

Momentos de terror vivió una mujer durante un asalto en su casa de Maipú

Por Leonardo Otamendiotamendi.leonardo@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

Una mujer sufrió un asalto en su casa de Maipú. Los delincuentes la amenazaron y le taparon la cara con una campera. Le robaron dinero, una camioneta y una moto.

No olvidará la mañana de este jueves una mujer de 39 años que vive en el barrio Brisas del Parque. Lo que vivió en el interior de su vivienda con tres ladrones fresco en el recuerdo durante mucho tiempo.

La víctima salió de su casa alrededor de las 8.45. Según le contó a la Policía, le resultó extraño que frente a su domicilio estuviese estacionado un Mini Cooper de color blanco, que no era de ninguno de sus vecinos.

Regresó a las 9.15. Guardó la camioneta y al entrar al inmueble advirtió que las puertas que dan a la churrasquera estaban abiertas. Se dio cuenta que algo estaba sucediendo.

Subió a su habitación y escuchó el prip de su Nextel. Se acercó al teléfono y en ese momento comenzó el “tormento”.

Alguien la sorprendió desde atrás y le tapó la boca. Forcejeó pero nada pudo hacer, pues la superioridad física del hombre que la redujo lo impedía. Otro delincuente le puso una campera en la cabeza y quedó en oscuridad y la hicieron sentar en el piso. La víctima rogaba que no le hicieran nada.

Escuchó tres voces distintas, quienes le exigían dinero y objetos de oro. Ella les dijo donde tenía $4.000 que fueron robados por los delincuentes y les juró que no tenía joyas en su casa.

Los ladrones fueron por un suculento botín. Le pidieron la llave de la camioneta, una Ford Ranger de color gris y de una moto (BMW) que estaba en la cochera.

Cuan los delincuentes estaban a punto de huir, con los dos vehículos y el dinero, la mujeres les pidió que no se llevaran la sillita del bebé que estaba en la camioneta. Por alguna razón los maleantes accedieron a este requerimiento y dejaron la silla en la casa.

Más tarde, la Policía encontró el Mini Cooper abandonado en Maipú. Había sido robado para cometer el delito y una vez que los ladrones se hicieron de otros rodados, lo descartaron.

La investigación quedó a cargo del personal judicial de la Oficina Fiscal N° 10, de Maipú.