Diario Uno > Policiales > Embarazada

Embarazada perdió a su bebé por la golpiza que recibió: "Le tenía terror"

Shirley Johana Rodríguez está internada a raiz de la golpiza que, según la denuncia, le propinó su pareja, Ariel Morosini, ahora buscado por la Justicia

Ariel Morosini, de 44 años, está acusado de haber golpeado a su pareja, embarazada de cinco meses. El bebé nació pero a raiz de las lesiones y su poco desarrollo, murió. El fiscal de la causa solicitó la detención del hombre.

El aberrante caso de violencia de género se dio en las últimas horas, en Arrecifes, Buenos Aires. Por el hecho, Shirley Johana Rodríguez, de 19 años, debió ser internada en el hospital local Santa Francisca Romana. Aunque está fuera de peligro, perdió el embarazo de cinco meses de gestación que cursaba.

Te puede interesar...

Sandra Rodríguez, madre de Shirley, aseguró que su hija recibía maltratos y golpes por parte del acusado pero que no realizó nunca una denuncia porque “le tenía terror”.

“Ella le tenía mucho miedo, la tenía amenazada. La golpeaba frente a su familia, quien también se burlaba de ella”, sostuvo la mujer.

Según expresó, Ariel Morisini estaba en pareja con su hija desde hacía 2 años y hacía siete que convivían: “La tenía presa en la casa donde convivían. Le sacó el celular para que no hablara con nadie y luego se lo rompió. Él salía con otras mujeres mientras mi hija estaba en la casa”.

En los últimos días, Shirley había tenido una pelea con su pareja y había decidido separarse. Tras distanciarse, lo llamó para avisarle que pasaría por sus cosas. Cuando llegó a la vivienda, le mandó un mensaje a su madre: "Si a las 12 no vuelvo, llamame".

Efectivamente a las 12 la joven no volvió. Dos horas más tarde, la madre logró dar con ella: estaba internada en el hospital producto de la golpiza que tuvo como consecuencia, la pérdida del embarazo.

"Me contó que él se puso nervioso y comenzó a pegarle puñaladas y patadas en la panza. Al ver sangre la llevó al hospital, donde siguió insultándola. Le decía que buscara al padre del bebé porque no era de él", relató la madre de Shirley.

Investigadores informaron que efectivamente el hombre dijo que estaban separados y que el embarazo no era producto de la relación con él.

Sin embargo, Sandra refutó: "Ella nunca tuvo otra pareja, siempre que cortó la relación, volvió con él. Él decía que no sabía que estaba embarazada pero la familia sí sabía".