Diario Uno > Policiales > Actor

El actor de El Marginal que se transformó en capo narco

El actor del El Marginal que se transformó en capo narco. La Justicia pidió la detención de Nicolás Gualco por un robo, antes había estado preso por narco

El actor del El Marginal que se transformó en capo narco. La Justicia de Mar del Plata pidió esta semana la detención de Nicolás Gualco por el robo a un amigo suyo. No es la primera causa penal que enfrenta el artista: en 2011 fue condenado a más de seis años de cárcel por intentar llevar estupefacientes a México. Esta semana, Nicolás Gualco volvió a quedar en el centro de la atención mediática después de que la Justicia de Mar del Plata librara una orden para detenerlo. El actor y modelo está acusado de participar del robo de USD 25.300 a un amigo suyo en la ciudad costera el 6 de julio pasado. Lo señalan como quien entregó a la víctima a manos de un ladrón armado que también está siendo buscado por la policía.

Gualco adquirió cierta popularidad a partir de su participación en la segunda temporada de la exitosa serie El Marginal, en la que interpretó a “Raviolito”, uno de los secuaces del personaje que encarnaba Roly Serrano como líder de la cárcel de San Onofre. Para la Justicia y la prensa policial, sin embargo, su rostro no era nuevo.

Te puede interesar...

Mucho antes de su aparición en televisión, Gualco estuvo detenido varios años en el marco de una causa por narcotráfico. El 2 de noviembre de 2011, el Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 lo condenó a 6 años y 8 meses de cárcel por el delito de contrabando de exportación de estupefacientes en grado de tentativa.

Gualco se fue a vivir unos años a México para continuar su carrera de modelaje. Allí conoció a Angie, modelo y actriz colombiana que estaba instalada en ese país desde 2001. Según contó ella, se conocieron en un boliche y se enamoraron "a primera vista”. Se pusieron en pareja en 2009 y al poco tiempo comenzaron a convivir. La relación avanzó rápido y él le propuso matrimonio. Ella aceptó y aterrizó en la Argentina el 7 de diciembre del 2009, con la supuesta excusa de conocer a la familia de Gualco (ya había viajado un mes antes) y casarse. La investigación concluyó que en realidad la visita a este país era para concretar el primer envío de droga.

Una vez que cumplieron sus etapas bajo arresto, ambos emprendieron nuevos caminos por separado. Ella eligió el perfil bajo y se alejó de los medios. Se casó y se volcó al lado religioso: hace seis años está al frente de la fundación “A los Pies de Cristo”. Él, por su parte, encontró en el jiu jitsu una práctica que lo apasiona. Luego, llegó “El Marginal”.

La vida de Gualco había tomado un giro drástico. Pasó del lujo a la oscuridad y logró salir de ese pozo. Pero ahora la Justicia va nuevamente tras sus pasos. Su situación comenzará a esclarecerse en los próximos días, cuando se resuelva un pedido de eximición de prisión que presentó su abogado defensor. Su abogado defensor dijo que en caso de que la solicitud sea rechazada, el actor se pondrá a disposición de la ley.