Diario Uno > Policiales > picada

Desgarrador relato sobre una picada mortal en Rosario: "Me mataron en vida"

Cintia perdió a su marido y a Valentino, su hijo de 8 años, producto de una picada mortal en el sur de Rosario. Los dos autos que los chocaron iban a 130 km/h

El sábado pasado, una familia viajaba en su auto cuando fueron impactados por dos vehículos que corrían una picada. De los tres pasajeros, murieron dos, un hombre de 43 años y su hijo de 8. Cintia, la única sobreviviente, contó lo que vivió con un relato desgarrador.

"Me hubiese encantado irme con ellos" en lugar de sobrevivir, aseguró Cintia que debe atravesar el mayor dolor de su vida: perder en una picada mortal a su hijo Valentino y a su marido, David Pizarro.

La mujer de 33 años contó a A Diario, de radio 2 de Rosario, que hoy su nene debería haber empezado tercer grado.

"Estaba contento. Me mataron en vida. Me arrancaron el pecho. Me hubiese encantado irme con ellos", declaró Cintia Díaz que está internada en el sanatorio Los Alerces con fracturas, fisuras y múltiples hematomas.

picada mortal .jpg
Cintia perdió a su marido y a Valentino, su hijo de 8 años, producto de una picada mortal en el sur de Rosario. Los dos autos que los chocaron iban a 130 km/h

Cintia perdió a su marido y a Valentino, su hijo de 8 años, producto de una picada mortal en el sur de Rosario. Los dos autos que los chocaron iban a 130 km/h

Los responsables del siniestro vial mortal están detenidos.

Ella explicó sobre que el sábado iba en su auto con David, su marido, al volante y su hijo Valentino de 8 años en los asientos traseros. "Veníamos por Ayacucho como todos los días. Llevábamos de mi papá a Valentino como siempre. Cruzamos Avenida del Rosario; íbamos a 40. Miré para los dos lados porque soy hincha con eso. Y los vi a una cuadra. Cuando estábamos con la trompa en la otra vereda teníamos las luces encima", contó.

picada mortal.jpg

"Mi pareja me tiró la cabeza para abajo. Quedé en posición fetal. Nos chocó en el medio el auto negro. Sentí el trompo y el auto blanco nos tocó adelante. Después vi lo peor que me pudo pasar. Venían a 130 kilómetros por hora. El cuenta vuelta les quedó clavado en 130. Nosotros veníamos a 40", comentó la mujer.

Seguir leyendo