Diario Uno > Policiales

Caza ilegal: decomisaron 4 piches y aprehendieron a 7 personas, tres iban en un vehículo de la Municipalidad

La policía rural secuestro cuatro animales silvestres cuya cacería está vedada y aprehendió a 7 personas, tres de los cuales eran empleados del municipio alvearense que viajaban en un vehículo oficial.

Los individuos fueron trasladados a la comisaría 46 de Bowen y los demoraron hasta la noche que concluyeron las actuaciones.

Los procedimientos se realizaron en la tarde de ayer sobre la ruta nacional 188 en la zona de Los Huarpes, a unos 70 kilómetros al Este de General Alvear.

“Recibimos el pedido de intervención a raíz de manifestaciones de gente del lugar que avisaron sobre el accionar de extraños en los campos de la zona”, dijo el oficial inspector Alejandro Méndez, jefe de la subdelegación de policía Rural de Los Compartos.

Alrededor de las cinco y media de la tarde, se montó el puesto de control y “primero se detuvo a una camioneta con 4 individuos, 2 de Alvear y otros 2 de Real del Padre (distrito de San Rafael), les secuestramos tres cuchillos y dos piches que estaban muertos y eviscerados”, detalló.  

Con la intervención de la fiscalía correccional y de instrucción del departamento, les endilgaron el delito de cacería y transporte ilegal según lo estipula la Ley provincial 4.602 en concordancia con la Ley Federal 22.421 de conservación de fauna silvestre.

Minutos más tarde los efectivos de la rural pararon a un segundo vehículo y para sorpresa de los agentes “transportaban dos piches más, también eviscerados”, contó Méndez, y a renglón seguido corroboró que “era un vehículo oficial, de la municipalidad”.

Según trascendió, los empleados comunales se habrían defendido aduciendo que les pidieron el favor de llevar una encomienda, el detalle es que la caja estaba abierta y no tenía destinatario.

En este caso en particular solo les achacaron el transporte ilegal de los animales porque no está comprobado que fueron ellos quienes salieron de caza.

El piche es un mamífero de la familia del quirquincho y su caza está prohibida en la provincia de Mendoza. Por eso el personal de policía rural sometió a los cuatro ejemplares al proceso de desnaturalización (se los rocía con combustible) y luego incinerados ante la presencia de un testigo como lo estipula la reglamentación.

“Queremos agradecer la preocupación de la gente por proteger la fauna silvestre y trataremos de seguir alimentando esa confianza realizando todas las medidas que estén a nuestro alcance sin que nos tiemble el pulso”, concluyó el oficial inspector.

Te puede interesar...