Diario Uno > Policiales > Tiroteo

Asesinaron a un hombre donde la semana pasada hubo un tiroteo con tres muertos

Un hombre fue atacado en la misma esquina donde la semana pasada hubo tres muertos por un tiroteo, en el Bajo Flores, y terminó asesinado de un balazo en la cabeza

Un hombre fue asesinado de un balazo en la cabeza tras ser atacado en la misma esquina del Bajo Flores porteño donde la semana pasada se produjo un tiroteo en el que murieron otras tres personas, informaron este miércoles fuentes policiales.

El último hecho se produjo este martes por la noche, cuando la víctima, de unos 30 años, fue abandonada en el Hospital Piñero por el conductor de un Renault 11 color gris que luego escapó sin aportar datos.

Te puede interesar...

Según las fuentes, los médicos constataron que el paciente, de nacionalidad argentina y domiciliado en el Barrio Rivadavia del Bajo Flores, presentaba un balazo en la región occipital izquierda sin orificio de salida que finalmente le provocó la muerte.

Poco después se presentó en el centro asistencial una prima de la víctima, quien dijo que el ataque se habría producido en la esquina de Riestra y Bonorino y que fue un vecino quien la alertó de lo ocurrido.

Este crimen es investigado por la fiscalía Criminal y Correccional 54, a cargo de Laura Belloqui, quien dispuso dar intervención a la División Homicidios de la Policía de la Ciudad.

A su vez, el 7 de enero pasado se produjo en la misma esquina un tiroteo entre dos grupos de vecinos de la villa 1-11-14, dijeron los informantes.

En aquella oportunidad, personal de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) fue alertado de un enfrentamiento armado en Riestra y Bonorino y al arribar al lugar constataron que cuatro personas habían resultado heridas y sido trasladadas al Hospital Piñero.

Luego, los gendarmes constataron que tres de los heridos, dos hombres de nacionalidad peruana y otro boliviano, murieron a raíz de los impactos de bala sufridos.

En tanto, la cuarta víctima, también peruana, se encuentra estable y con heridas en el abdomen.

Según las fuentes, el fallecido boliviano era comerciante y no tenía antecedentes, al igual que otro de los asesinados.

Mientras que otro de los peruanos muertos sí tenía antecedentes por infracción a la Ley de Drogas.

En esta causa interviene la Fiscalía Criminal y Correccional 7 de Mónica Cuñarro.

Una fuente de la pesquisa explicó este miércoles a Télam, que más allá de que coincide el lugar en el que ocurrieron ambos hechos, en principio, no están vinculados entre sí.