Diario Uno > Policiales

Apedrearon y buscaron incendiar la casa de presunto homicida

Por Enrique Pfaabepfaab@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

La casa familiar del principal sospechoso del homicidio de Franco Esteban Camargo (20), ocurrido el domingo poco después de las 22.30 en el centro de Palmira, fue atacada a piedrazos y también con bombas incendiarias tipo molotov. Entre tanto, el presunto autor del crimen está prófugo y un allanamiento efectuado a primera hora de ayer en el barrio La Gloria, de Godoy Cruz, resultó negativo.

Durante todo el lunes, una gran cantidad de deudos –en su mayoría jóvenes– velaron los restos del muchacho asesinado. Fue en una sala de la calle Uriburu, a escasos 200 metros del lugar en donde Camargo recibió 3 balazos: dos lo hirieron en un brazo y el tercero le ingresó por la espalda y causó lesiones internas que le produjeron la muerte minutos después.

Ya en la madrugada de ayer, cuando el cuerpo del joven descansaba en el cementerio local, la casa de los familiares directos del principal sospechoso de efectuar los disparos fue atacada a piedrazos y con bombas molotov, para incendiarla. Este episodio quedó registrado en las actuaciones policiales, pero no se produjeron detenciones.

Hasta ayer tampoco se había logrado dar con el supuesto homicida, según los datos de los investigadores, que coincidían con las sospechas que tenía la familia del fallecido. “Ellos saben más que nosotros”, reconoció incluso un policía que trabajaba en el caso.

Camargo fue herido de muerte en el centro de Palmira, frente a una panchería que se encuentra en la primera cuadra de la calle Italia.Algunos dicen que cuando llegó allí ya tenía la cara ensangrentada, como si hubiera recibido algún golpe. Lo que es un hecho es que detrás de él arribaron dos muchachos en moto y uno de ellos le efectuó los tres disparos.

Testigos identificaron al que empuñaba el arma como el Mundo, un joven cuya familia se radicó hace un tiempo en Palmira pero que es originaria del barrio La Gloria, de Godoy Cruz. Allí se hizo un allanamiento ayer a la mañana, pero resultó negativo, igual que otros que se habían concretado el día anterior.

Los balazos fueron efectuados antes de que la víctima ingresara a la panchería, pero aun así se halló sangre dentro del local.

Según indicaron ayer investigadores, Camargo era sobrino de Sebastián Chino Camargo (21), quien fue salvajemente asesinado en un baldío de Palmira en la noche del 13 de junio del 2003.