País Viernes, 2 de diciembre de 2016

Preso, el kirchnerista Jaime quiere estudiar Derecho y no come

Jaime mantuvo una audiencia con el juez Julián Ercolini, quien dispuso su detención por presunción de fuga.

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime pidió al juez que lo mantiene detenido desde abril pasado poder estudiar la carrera de Derecho a distancia en la cárcel de Ezeiza y, a modo de protesta, no come la comida que le ofrecen en ese penal ni se somete a chequeos médicos.

Jaime mantuvo una audiencia con el juez Julián Ercolini, quien dispuso su detención por presunción de fuga, en el marco de la causa que lleva adelante en su contra por la presunta compra irregular de material ferroviario a España y Portugal.

A raíz de sus problemas cardíacos, el juez dispuso una batería de estudios físicos y psiquiátricos para conocer su estado: sin embargo, Jaime se niega a realizar el examen conocido como "holter en tres canales" en el hospital de la cárcel de Ezeiza, sumado a que no ingiere la medicación aconsejada ni se somete a chequeos médicos.

Ante el juez, el ex funcionario dijo que es un "detenido político" y que existe una "persecución" en su contra: en ese sentido, aseguró que su hija Julieta, quien había sido designada con cargo en la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC) durante el kirchnerismo, fue suspendida tras el cambio de Gobierno.

Por eso, a modo de protesta, Jaime se niega a comer la comida que le dan en el penal de Ezeiza y sólo consume la que le alcanzan sus familiares y allegados, aunque aclaró que ello no implica que esté cumpliendo una huelga de hambre.

También se quejó de sus condiciones de detención, ya que comparte con otros 15 presos el pabellón donde está alojado, entre ellos con el exsecretario de Obras Públicas José López; y que no cuentan con un lugar para realizar actividad física.

Remarcó además que la recreación es de apenas tres días a la semana y que la única actividad es un partido de fútbol que se organiza en un baldío en el predio, pero él no participa por la diferencia de edad con los otros presos.

Además de esta causa, Jaime está siendo investigado por presunto enriquecimiento ilícito, donde va a juicio oral y público, y sobre él pesan varios expedientes judiciales por presuntos hechos de corrupción durante su paso por la administración pública.

Más noticias