País Martes, 27 de octubre de 2015

Mano a mano con Pamela Verasay, senadora nacional en segundo término por Mendoza

Por Carina Luz Pérez

perez.carina@diariouno.net.ar

–¿Cuál ha sido su aporte como diputada mendocina?

–Como buena contadora, he trabajado mucho en auditar números, datos, en materia energética y petrolera. Como senadora nacional, voy a poder hacer más por este tema porque es materia nacional. En cuanto a los recursos energéticos, Mendoza los entregó cuando fue sancionada la última Ley de Hidrocarburos y lo que queremos hacer es que Mendoza recupere su soberanía tributaria y energética que entregó al sancionar esta norma. En la provincia, además de investigar y de citar a un ministro, no es mucho más lo que se puede hacer. He trabajado en la promoción de la industria olivícola y en otros proyectos referidos a los cuidados en las canchas de deportes para contener los casos de muerte súbita.

–¿Por qué no interviene en los debates legislativos en el recinto?

–Porque muchas veces, es una estrategia del bloque, que toma una sola postura y la expresa a través del presidente del bloque, pero no quiere decir eso que no esté en las comisiones o que falte a las sesiones.

–¿Cómo cree que será la relación con el kirchnerismo en el Senado, donde mantienen la mayoría?

–Yo creo que ahora es una cosa y luego del 22 de noviembre será otra. Estoy convencida de que no será lo mismo, pero independientemente del resultado, hay que curar a la provincia, sanar esa relación de sumisión con la Nación. No podemos seguir como estamos, limosneando recursos que le corresponden por ley, y segundo, dejar esa manera caprichosa de hacer las cosas. Si no hacés lo que yo quiero como Nación, te ahogo financieramente, como ha pasado en estos últimos tiempos. Creo que los mendocinos lo vieron, porque no les dan recursos y todos los anuncios quedaron en actas acuerdos. El fideicomiso para la vitivinicultura nunca tuvo fondos, las obras de gas se quedaron en un anuncio, como Portezuelo, Los Blancos. Todo eso es un manejo discrecional de fondos, que si lo hacés por ley, se termina el color político de si se hace o no. Eso le daría más institucionalidad al trato.

Más noticias