País Jueves, 10 de mayo de 2018

Macri participó de una quema de drogas y volvió a apuntarle a "las mafias"

El Presidente aseguró que durante muchos años "estas organizaciones mafiosas se fortalecieron ante la ausencia del Estado"

Macri

El presidente Mauricio Macri afirmó este jueves, al presenciar un operativo de quema de drogas en el partido bonaerense de Ezeiza, que durante muchos años las "organizaciones mafiosas" del narcotráfico "se fortalecieron ante gobiernos que miraban para otro lado", y subrayó que su gestión asumió "el compromiso de dar la batalla" contra este tipo de delito.

"Durante muchos años estas organizaciones mafiosas se fortalecieron ante la ausencia del Estado, ante gobiernos que miraban para otro lado", señaló el Presidente, que presenció la incineración de 15 mil kilos de droga.

Tanto el Presidente como la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, incluso arrojaron a un horno algunos paquetes de droga incautados.

Según se informó oficialmente, se trató de un operativo simultáneo en cinco provincias (Santa Fe, Buenos Aires, Salta, Corrientes y Misiones) en el que fue incinerado un total de 60 mil kilos de drogas incautadas por fuerzas federales en diferentes puntos del país.

"Si trabajamos juntos y desbaratamos una banda más, serán menos soldaditos al servicio de ellos, menos jóvenes atrapados en la adicción, perdiendo la capacidad de soñar, de crecer", expresó el mandatario.

"No es una batalla fácil, lo sabíamos desde el principio", continuó Macri, quien convocó a que la sociedad lo acompañe en este objetivo.

"Tenemos que estar más juntos que nunca, porque estos son los resultados que obtenemos: retrocede la mafia, retrocede el delito y avanza la tranquilidad, avanza la paz, avanza esa sociedad sana en la que queremos vivir", sostuvo.

"Queremos que los argentinos vivan en paz, no queremos más barrios tomados por bandas", postuló el mandatario, quien se refirió a las organizaciones dedicadas al narcotráfico como "una de las peores mafias" del país.

El jefe de Estado aclaró que la lucha contra este delito es una "tarea primaria de las fuerzas de seguridad", pero consideró que "todos podemos trabajar juntos contra las adicciones".

En ese contexto, destacó el rol que en esa tarea cumplen las familias, y las organizaciones sociales y religiosas.

Sobre la lucha contra las drogas, Macri consideró que "es fundamental para la libertad de cada uno de los argentinos" y opinó que tanto el efecto de los estupefacientes como el "miedo que generan" las bandas dedicadas al narcotráfico derivan en "la pérdida del libertad" en quien las consume y en su entorno.

Al principio y sobre el cierre de su discurso, el Presidente se dirigió a los padres de un efectivo de las fuerzas de seguridad que perdió la vida en servicio.

"Nos acompañan los padres de Alan, un joven agente que se comprometió en la lucha contra el narcotráfico y perdió la vida en esta batalla", contó el mandatario.

Macri rindió entonces homenaje al efectivo fallecido, felicitó a su familia por el "coraje" y la "vocación" de su hijo, y lo hizo extensivo a "todos los que día a día están dando la batalla en forma anónima" contra el narcotráfico y el delito.

Se trata de Alan Maximiliano Dolz, de 21 años, un agente que se desempeñaba en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal y que fue asesinado el 27 de abril del año pasado, cuando realizaba tareas encubiertas en una causa por narcotráfico en la Villa Loyola, en el partido bonaerense de San Martín.

Dejanos tu comentario