País Viernes, 28 de septiembre de 2018

Larroque: "Los cuadernos son una serie de Netflix"

El Cuervo, acompañado por la militancia camporista, se presentó a declarar y negó haber participado en algo ilegal.

El diputado nacional del Frente para la Victoria Andrés Cuervo Larroque se presentó ayer a indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio y negó haber participado en alguna maniobra ilegal, al tiempo que comparó la causa de los cuadernos con una serie de Netflix.

"Quiero aclararle al juez y al fiscal que no me arrepiento de nada, puesto que nada ilegal he hecho, de modo que tampoco busco sortija alguna", señaló Larroque en el escrito que presentó ante el magistrado, al referirse a los acuerdos que alcanzaron algunos imputados para colaborar con la causa a cambio de mejoras en su situación procesal.

El secretario general de La Cámpora sostuvo que Bonadio no especificó "el motivo jurídico" de su citación a indagatoria, pero subrayó que "la motivación política está muy clara".

"La motivación política la tengo muy clara. En la Argentina de hoy está severamente penalizado ser parte de un proyecto nacional, ser leal a Cristina Fernández de Kirchner como referencia indiscutida y el osar ser parte de una organización política que apuesta a la construcción colectiva y militante", resaltó el diputado.

Larroque asistió a la audiencia acompañado por un grupo de militantes de La Cámpora, luego de que el miércoles declararan en la misma causa el diputado nacional Eduardo Wado De Pedro y el legislador bonaerense José Ottavis.

Al salir de Tribunales, el dirigente kirchnerista aseguró que le leyeron la acusación y en ella "no hay ninguna conducta inapropiada, es general, habla de una asociación ilícita donde no describen el objeto".

"En mi caso no hay una imputación concreta ni clara. También me pasó cuando vine a este juzgado a declarar por el Memorándum con Irán", expresó Larroque.

En tanto, indicó que "han montado una serie al estilo Netflix y cuando se van quedando sin rating van sumando personajes. Si yo fuera dueño de Netflix (por la plataforma de cine y series), lo llevaría a Bonadio de productor".

"Esto es hambre y circo porque se afanaron hasta el pan y sobran los payasos, como Bonadio", enfatizó el líder de La Cámpora.

Según documentación secuestrada a Martín Larraburu, ex secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, había una planilla en la cual se determinaba que Larroque cobró 15 millones de pesos, Ottavis un millón para la campaña de la Ciudad así como medio millón para Pablo Ferreyra.

Los gastos de esas planillas indican que se gastaron 30,8 millones para la impresión de boletas, 13,66 para el ámbito de la provincia de Buenos Aires y otros 22,78 para la Capital Federal.

Larroque negó haber recibido fondos y expresó: "Desconozco por qué hecho se me cita o por el que se me encuentra sospechoso o cuáles son los elementos suficientes para generar una sospecha en una causa de evidente contenido sólo de carácter político, dado que desde que dejé la escuela no he utilizado cuaderno alguno, ni he ayudado a redactar y que, de acuerdo a lo informado por los medios, está sólo destinada a su fracaso jurídico pero que evidentemente generará el fin político que con ella se busca".

La vinculación de De Pedro y de Ottavis en la causa surge de declaraciones del ex secretario de Obras Públicas José López, quien manifestó que se financiaba "a los chicos de La Cámpora" desde el Ministerio de Planificación Federal.

Más noticias