País Viernes, 11 de noviembre de 2016

José López se despegó del caso Skanska, pero complicó a Cameron

El tucumano dijo que la construcción de 2 gasoductos corrió por cuenta y bajo la responsabilidad de quien fuera titular de la Secretaría de Energía de la Nación.

El ex secretario de Obras Públicas durante los doce años de kirchnerismo, José Lopez, negó ante el juez federal Sebastián Casanello haber cometido delito alguno en el marco de la causa Skanska, en la que se investiga el presunto pago de sobornos para la adjudicación de la construcción de dos gasoductos.

López hizo un descargo oral ante el magistrado, en el que deslindó su responsabilidad en la Secretaría de Energía de la Nación, que en el momento de los hechos estaba a cargo de Daniel Cameron.

"Mi área no intervino en nada" relacionado con el proyecto para ampliar los gasoductos norte y sur, especificó López, quien aseguró además que "el proyecto era competencia de la Secretaría de Energía"

En los Tribunales Federales de Comodoro Py, adonde fue trasladado desde el penal de Ezeiza, López escuchó por parte del juzgado la imputación en su contra, que consiste en el presunto pago de comisiones indebidas por parte de empresarios de Skanska a funcionarios argentinos para acceder a la licitación de las obras.

Se lo acusó de ser "parte de la maniobra defraudatoria" en perjuicio de la administración pública y "negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas" para favorecer a la constructora Skanska.

En su presentación, López también se refirió a quien es sindicado como su presunto testaferro, el contador Andrés Galera: dijo que lo conocía de la "Cámara de la Vivienda", pero que no tenía relación con él.

La hora de Julio De Vido

Para hoy a las 10 está prevista en este expediente la declaración indagatoria del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

Tras su declaración, el tucumano José López fue trasladado nuevamente al penal de Ezeiza.

Allí está detenido desde el 14 de junio último, al ser detectado en el convento de General Rodríguez con bolsos que tenían casi U$S9 millones, por lo que fue acusado por enriquecimiento ilícito.

Dos monjas que lo recibieron están bajo proceso penal por el delito de encubrimiento.

El expediente dormido

La causa Skanska, iniciada en 2006, se reactivó luego que la Cámara de Casación Penal diera por válida una grabación en la que un directivo de la empresa sueca reconoce el pago de sobornos.

Así, el fiscal federal Carlos Stornelli pidió las indagatorias de De Vido y López como sospechosos de "cohecho" y de defraudación al Estado nacional, mediante el cobro de sobreprecios en la construcción de los gasoductos Sur y Norte, que estuvo cargo de Skanska y de las firmas Transportadora de Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte, ambas del grupo Techint.

Más noticias