Diario Uno País

El hombre que retrató a Néstor Kirchner con Malbec dice que es "un artista, un gerenciador eficiente, laburante y austero. De repente tenía que venir alguien que se animara a cambiar los paradigmas y yo me animo.

Éste es Norberto Filippo, el nuevo director del Zoo, quien se calificó como un gerenciador austero

Por UNO

Por Paola Aléale.paola@diariouno.net.ar

El mismo que pintó un cuadro de Néstor Kirchner con Malbec, tiró su propio auto desde 30 metros con una grúa y realizó una escultura rellena de pilas y baterías viejas y luego le colocó la imagen de Mafalda es el director del Zoológico de Mendoza. Se trata de Norberto Filippo, un excéntrico artista plástico multifacético que se anima y está dispuesto a todo. Aun a hacerse cargo de un sitio de recreación muy cuestionado y venido a menos como es en este momento el Zoo.

Él dice que se anima, aunque no sea un experto en animales porque tiene un equipo excelente detrás, que lo sostiene, y se justifica asegurando que él será un gerenciador trabajador y austero, y que las decisiones veterinarias las tomarán los profesionales en el tema. Él, en cambio, se hará cargo de un profundo cambio en el plan de gestión: harán un zoológico virtual con las especies exóticas, reducirán la población de ciertas especies que no quieren que se sigan reproduciendo y mejorarán los recintos de los animales que actualmente lo habitan.

Para reforzar el concepto de que el desafío no lo asusta, explicó que si se decidió a tirar su automóvil desde 30 metros de altura, es capaz de concretar sus planes para el Zoo.

Un gerenciador austero“Yo soy un artista, un gerenciador eficiente, laburante y austero. De repente tenía que venir alguien que se animara a cambiar los paradigmas y yo me animo” aseguró, sombrero en mano, Norberto Filippo, mientras se acicalaba la cabeza rapada.

El hombre dice llevarse bien con la prensa y no tener miedo a los cuestionamientos de las ONG y otras organizaciones medioambientales, que apenas se enteraron de la decisión del gobernador Francisco Pérez de nombrarlo al frente del Zoológico local le pegaron con munición gruesa.

“Lo que pasa es que no saben lo que estamos haciendo. Nosotros, mi equipo y yo, vamos a propiciar un cambio profundo en el Parque y en el Zoológico”, aseveró y aclaró que hace un mes y medio está trabajando en la puesta en valor del casco histórico del Parque, que incluye los Portones, los Caballitos de Marly, el Lago y el Rosedal, entre otros sitios.

“Yo estoy dispuesto a escuchar a todos y no me molestan las críticas, pero que vengan con propuestas serias; si hay cosas que suponen que están tan mal, que apuesten al cambio en lugar de criticar primero”, sostuvo el autodenominado gerenciador.

En todo momento hizo hincapié en la puesta en marcha del zoológico virtual y lo que él llama “animales enlatados”. En realidad, se trata de un software en el cual se podrán ver las historias, el hábitat y las costumbres de cientos de especies, incluidas las que ya no están en el Zoológico, como las jirafas.

“No voy a vacunar a los monos”Cuestionado acerca del cargo para el que fue designado frente a un área que es ajena a su trabajo de artista, Filippo volvió a echar mano al argumento de “somos un equipo”. Pero esta vez se apoyó en otros ejemplos.

“Que los ambientalistas se queden tranquilos, si yo no voy a ir a darle una vacuna al mono, más bien tengo que dejar que tenga su jaula, que esté señalizada, que tenga su banana y que esté bien atendido, esa es mi función. Si tengo que vacunar o no, lo van a decidir los veterinarios, pegarles a ellos es pegarme a mí”, soltó el innovador director del Zoo. Como antecedentes en el tema, no cuenta con muchos, salvo la sistemática preocupación que en su obra demuestra por el medioambiente y que se ha traducido en la implementación de bloques de hormigón en sus esculturas, que se encuentran repletos de pilas y baterías viejas.

Asegura que seguirá haciendo estas obras, pero que ahora su prioridad son los animalitos. “Me encantan, creo que son fantásticos, por eso vamos a tener un cuidado extremo con ellos”, cerró quien desde ayer deberá responder a Paco Pérez por el destino del paseo mendocino.