Embed      

El volante del Deportivo Maipú, Neri Espinosa, además de su dedicación al fútbol, desde hace muchos años tiene otra gran pasión: la computación.

El sanrafaelino de 33 años es técnico en computación y en sus tiempos libres arregla celulares y tablets.

Te puede interesarUn compañero de Agüero y Otamendi armó una fiesta sexual en plena cuarentena del coronavirus

"Los jugadores de fútbol tenemos otra vida y sobre todo los que estamos en el Ascenso que no ganamos tanta plata para salvarnos, hay que buscar otro sustento. Tengo la posibilidad de ser técnico superior en telecomunicaciones y reparo celulares y tablest", contó el volante a Ovación.

Con respecto a cómo nació este gusto por la computación reconoció: "Es algo que me apasionó desde chico y lo hago a la par del fútbol. Es algo que me mantiene ocupado y ya pensando en un futuro cercano de dedicarme totalmente a la computación".

 Embed      

"Yo era muy chico, tenía 13 años y empezó mi pasión por las computadoras, me llamó mucha la atención la electrónica y pude completar los estudios. Ahora estoy trabajando en lo que me gusta", agregó el jugador que pasó por Gimnasia y Esgrima .

"El trabajo es con gente conocida, con amigos, compañeros y los que me conocen del ambiente del fútbol, tengo muchas amistades y me recomiendan por todos lados. Todos los días tengo algo para reparar", reconoció.

 Embed      

"Las computadoras hacen como diez años que las reparo, los celulares y las tablets es lo que más me piden que arregle", cerró el volante.

Neri aprovecha los tiempos libres para dedicarse a su otra pasión la computación.

Seguir leyendo