Con custodia por las amenazas

El delantero Mauro Zárate y su familia están atravesando un difícil momento. Tuvo que intervenir el Ministerio de Seguridad.

El delantero Mauro Zárate y su familia tienen custodia policial decidida por el Ministerio de Seguridad de la Nación, luego de las amenazas y críticas en redes sociales que sufrió luego de su transferencia a Boca desde Vélez.

Si bien trascendió este jueves, se conoció que Zárate y su familia radicaron la denuncia en la Justicia, que fue recibida por el juzgado 1 de Sandra Arroyo Salgado.

Según supo NA, al tomar conocimiento de la situación, la ministra Patricia Bullrich envió a la Policía Federal y al subcomisario con jurisdicción en la zona para que le aconsejaran realizar la denuncia.

La otra decisión de Bullrich fue colocar seguridad permanente al delantero y la familia del futbolista "xeneize", que estuvo de pretemporada hasta estos últimos días.

Además, la Policía, con una orden judicial, fue al club de Liniers a cotejar datos de algunas personas identificadas en redes sociales con el padrón de socios.