Musica Martes, 17 de abril de 2018

Altertango presenta "Sie7e" en Buenos Aires y Mendoza

El cuarteto mendocino Altertango se presentará el jueves en Buenos Aires en el comienzo de una gira que incluye a La Plata, Uruguay y Mendoza para mostrar los temas de "Sie7e", el nuevo disco de estudio que "consolida la apertura total" del grupo, dijo su líder, la pianista Elbi Olalla.

"'Sie7e' tiene una serie de características especiales, desde el nombre que habla de un número mágico, hasta la idea de volver a trabajar con cantantes. También nos permite consolidarnos como cuarteto instrumental y como compositores", aseguró Olalla en una entrevista con la agencia Télam.

"Lo que consolida es la apertura total. Nosotros existimos en la medida en que todo el tiempo estén pasando cosas nuevas. Cuando la música se cierra, se pone rígida, deja de ser divertida", apuntó.

El grupo que completan Pablo Conalbi, en batería; Ezequiel Acosta, en bandoneón; y Gerardo Lucero, en contrabajo; debió reformularse desde mediados de 2016 luego de la partida de la cantante Victoria Di Raimondo, por lo que "Sie7e" es la prueba cabal de esta nueva etapa.

En tal sentido, la formación que con sus 17 años de trayectoria se inscribe en el listado de intérpretes que aportan a la modernización del tradicional género, combina en su nuevo disco temas instrumentales e invitados que asumen la voz cantante.

Entre ellos aparecen Alejandro Guyot, Alfredo Piro, Natalia Lagos, Juan Pablo Fernández de Acorazado Potemkin, Juan Saieg de Usted Señálemelo y Bruno Beguerie de Perras on the Beach.

"Este disco es una declaración de principios. Lo que se escucha es lo que Altertango planea para los próximos años. Nos proponemos ir consolidando nuestra fase instrumental, que nos gusta mucho, pero también vamos a seguir invitando cantantes, porque nos gusta que haya textos. Así que lo que se escucha en el disco es como un manifiesto de lo que se viene para nosotros", remarcó Olalla.

El formato se repetirá en los shows en vivo de la banda con un plantel de invitados que varía de acuerdo a la fecha y al lugar de la presentación.

Por caso, en el concierto de La Tangente estarán presenten Julio Cobiello y Bruno Giuntini, ex bandoneonista y violinista, respectivamente, de la Orquesta Fernández Fierro; el bandoneonista de Astillero Mariano González Calo; los cantantes Alejandro Guyot, Natalia Lagos, Juampi Di Cesare y el Acorazado Potemkin Juan Pablo Fernández; y el guitarrista mendocino Martín Ponce.

El viernes 20, Altertango se presentará en la Estación Provincial de La Plata; al día siguiente hará lo propio en la sala Zitarrosa, en Montevideo, Uruguay; el 5 de mayo actuará en el Cine Arte Alameda, en Santiago de Chile; y el 19 de mayo en Nave Universitaria, en la Ciudad de Mendoza.

En diálogo con esta agencia, Elbi Olalla destacó la importancia que tiene para el grupo la participación de invitados especiales, habló sobre la escena musical mendocina y rechazó los clishés que existen en torno al tango, que lo señalan como una música porteña.

-¿Cómo trabajan la gran presencia y variedad de invitados que tienen en cada show, de acuerdo al repertorio establecido?

-Como decidimos quedarnos en cuarteto, cubrimos lo que nos falta con invitados. Es una práctica que la hemos aceitado mucho con el tiempo, al punto de no necesitar ensayos. Muchas veces nos vemos en la prueba de sonido. Eso nos permite además conectar con músicos de distintos lados. Este formato de show tendrá seis listados de invitados distintos, de acuerdo al lugar en donde nos presentemos. Es una forma de sentirse parte del lugar. Creo que es algo que podemos hacer porque tenemos 17 años como banda y eso nos da una tranquilidad y una solvencia instrumental que nos permite jugar y descubrir cosas nuevas.

-¿Cómo repercute eso en los temas?

-Los temas se van reescribiendo en vivo. Hay un porcentaje de salto al vacío y de improvisación importantísimo, no quizás en las notas, pero sí en las intenciones. Es súper divertido, muy rico y muy lindo desde lo social porque crea un vínculo con la gente del lugar. Vamos haciendo amigos en todos lados. Todo es más lindo, el camarín es más divertido, el after es más divertido. A nosotros nos suma mucho y nos hace sentir más integrados, sino seríamos un grupo que visita un lugar, llega, toca, muestra lo que hace y se va. Eso no está mal tampoco, pero nuestra manera de hacer las cosas es una forma de tender puentes.

-¿Qué nos puede comentar de la participación de artistas de la escena rockera mendocina en el disco, como el caso de miembros de Perras on the Beach y Usted Señalemelo?

-Además de que son chicos que los conozco prácticamente desde que nacieron, queríamos que estuviera reflejada la movida musical mendocina, porque de alguna man era nosotros también hemos abierto el camino. Nosotros decidimos quedarnos en Mendoza y, desde allí, trabajar hacia afuera, consolidar a la provincia como un polo y descentralizar. No tener que pasar por la horrible situación del desarraigo.

-¿Eso implica también una lucha contra el clishé que habla del tango como "la música de Buenos Aires"?

-(Entre risas) Hemos hablado tanto de eso que, en un momento, decidimos no contestar más preguntas de ese tipo. Hay una lucha permanente contra el clishé porteño que estanca al tango y que no ha hecho nada por nosotros. Al contrario, nos perjudicó eso. Creer que el tango es eso del canyengue que se la pasa llorando con el obelisco de fondo es como creer que el rock es un flaco con campera de cuero y moto, que cuando canta dice "nena". El tango es un género musical que tiene un poder y una realidad que incluso alumbró al rock argentino en sus comienzos. El rock argentino es lo que es porque tiene al tango en sus genes. El tango es la melancolía del inmigrante, mezclada con una pulsión negra sublevadora. Es una música muy rara pero a la vez muy nuestra. Tocando tango, yo encontré una identidad.