Diario Uno Mundo

Elina Fernández Fantacci tiene 23 años y ya recorrió el mundo protagonizando campañas. Es la cara de la nueva colección de Jorge Ibáñez. Galería de fotos.

Una mendocina que pisa las pasarelas más importantes

Por UNO

Por Selva Florencia Manzurmanzur.florencia@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Elina Fernández Fantacci es una modelo mendocina de 23 años que, a su corta edad, ya desfiló en las principales capitales mundiales de la moda y protagonizó campañas para marcas de primera línea, como Levi’s y Head & Shoulders. Además, protagonizó producciones editoriales para revistas como Vogue, Harper’s Bazaar Argentina y People.

Desde los 19 años vive en Buenos Aires, donde formó parte del staff de Ricardo Piñeiro y luego pasó al de ARG Models. Vivió en Chile, donde participó en las Semanas de la Moda de ese país y de Japón. Más recientemente fue elegida como una de las argentinas que participaron en el desfile de diseñadores argentinos en el marco de la Semana de la Moda de París.

Fue en ese mismo viaje que el modisto Jorge Ibáñez la eligió como cara de su colección Golden Secret. Gracias a esa campaña, la oriunda de Santa Rosa aparecerá en revistas nacionales como Caras, Gente y Hola.

Escenario & tendencias dialogó con la joven mientras se encontraba en la Ciudad de la Luz para conocer más sobre su excelente presente.

–¿Cuándo decidiste que querías ser modelo y cómo fueron tus inicios en Buenos Aires?–Comencé mi carrera de modelo a los 12 años de edad en Mendoza, donde trabajé hasta los 19 , cuando decidí mudarme a Buenos Aires. Quería probar suerte. Ya desde los 16 había managers de importantes agencias que me buscaban para incorporarme a sus staffs, pero decidí esperar a terminar el colegio y a partir de allí irme a vivir a Buenos Aires. A los pocos meses de instalarme, empecé a tener exposición: me eligieron para ser la imagen gráfica de Head & Shoulders en México, Union Good, y seguí haciendo desfiles para importantes diseñadores nacionales.

–Tu gran primer trabajo fue una campaña de Levi’s para Japón, ¿cómo cambió tu carrera o tu vida esa oportunidad?–Fue una gran oportunidad que surgió un año después de irme de Mendoza. Ya había trabajado en países como Chile, México, Perú, Italia, pero esta vez me fui a vivir a China, y fue ahí donde realicé esa campaña de Levi’s para Japón. Pasé por un proceso de selección y quedé elegida como modelo revelación, ya que miles de chicas del todo el mundo participaron. La campaña era con seis chicos varones

y yo fui la única figura femenina.

–¿Cuál fue la primera capital de la moda que pisaste para un desfile importante y cómo viviste esa experiencia?–La primera Fashion Week fue la de New York, donde hice producciones para las revista Vogue Italy y People. La semana pasada estuve en la de París, en donde desfilé con la producción de Héctor Vidal Rivas para el desfile de Jorge Ibáñez, quien además me eligió para ser su nueva imagen representándolo en Argentina y en el mundo. Por eso, estando en París aprovechamos para realizar diferentes editoriales en los divinos y majestuosos paisajes que ofrece la capital francesa. Estuvimos en Montmartre, Sacre Cour, el Puente Alejandro III y en muchos lugares más.

–¿Esas producciones se van a ver en publicidades?–Hemos ido contando historias en cada uno de esos lugares para editoriales que se verán en las revistas Hola, Para Ti, Caras, Gente, Vogue y Harper’s Bazaar.

–Estudiaste actuación y tuviste una participación en El último Elvis, ¿te gustaría incursionar más en ese rubro? –Me gusta la actuación, pero en un futuro me gustaría ser empresaria de la moda. Nunca se sabe qué puede pasar, a lo largo de la vida siempre van surgiendo diferentes propuestas. Amo mi trabajo,  empecé a ejercerlo desde muy chica como hobby y hoy es mi profesión, que me hace muy feliz. Tengo la oportunidad además de conocer lugares impresionantes y personas maravillosas de diferentes países del mundo, además de descubrir culturas y costumbres increíbles.

El diseño argentino tuvo su momento en París

Argentina acercó a Europa su visión de la moda con un “showroom” y un desfile en el marco de la Semana de la Moda de París. “París es el bautismo”, dijo la creadora María Gorof, una de los cuatro elegidos para llevar sus colecciones a una pasarela instalada en el Pabellón Kleber.

Ella eligió llevar sus vestidos en “guipur”, un tejido de encaje de malla gruesa, en negro y en marfil. El hilo de seda formó prendas que pueden servir de partes de arriba o de minifaldas, y los flecos y escotes actuaron como señas de identidad de esta colección estival con reminiscencias de los años ’20 y ’50.

La alta costura de Darío Arbina mostró sus modelos largos con brocados en pedrería y sus cócteles livianos. “Trabajé mucho las transparencias, siempre jugando con el encaje como arquitectura del vestido”, explicó el modisto.

Carlos di Doménico llenó de color y perlas una pasarela en la que también desfiló Jorge Ibáñez. Este último presentó sus colección Golden Secret, que está formada por 90 vestidos en tonos rubí, dorado, esmeralda, azul y negro. El brillo, el encaje y las piedras bordadas aportaron una femineidad y glamour exquisito a la presentación argentina.

 Embed      
La elegida. Jorge Ibáñez eligió a la santarrosina para que sea la cara de su colección Golden Secret.
La elegida. Jorge Ibáñez eligió a la santarrosina para que sea la cara de su colección Golden Secret.
 Embed      
En París. Elina desfiló en el evento argentino del Fashion Week de esa ciudad.
En París. Elina desfiló en el evento argentino del Fashion Week de esa ciudad.
 Embed      
Sebastián De Toma
Sebastián De Toma
 Embed      
Martín Vecchio
Martín Vecchio
 Embed      
Martín Vecchio
Martín Vecchio