Diario Uno > Mundo > Cementerio

Un cementerio cerró y un abuelo, vivo, quedó encerrado

Un abuelo quedó encerrado en un cementerio y el encargado tuvo que volver a abrirle la puerta. El anciano no se percató de fijarse en el horario de cierre

Un cementerio cerró y un abuelo, vivo, quedó encerrado. Un abuelo quedó encerrado en un cementerio y el encargado tuvo que volver a abrirle la puerta. El anciano no se percató de fijarse en el horario de cierre del cementerio y por eso se quedó encerrado. El insólito hecho sucedió en Santa Elena, Colombia.

Ofuscado porque tuvo que regresar, ya fuera de su horario de trabajo, el encargado le reprochó al abuelo: "Por qué no se fijó en los carteles que indicaban el horario de cierre". Una vecina, que escuchó el pedido de auxilio del anciano, lo terminó consolando por el mal trato que le espetó el encargado del cementerio municipal.

Te puede interesar...

Abuelo visitó cementerio... ¡y lo dejaron encerrado!

Los familiares del abuelo realizaron la denuncia en la policía pero los efectivos no lo podían creer. Tal es así que hicieron caso omiso de la denuncia y nunca mandaron a nadie a verificar. Luego insistieron con los bomberos pero finalmente el que llegó a abrirle la puerta de la necrópolis fue el mismo encargado.

La mujer que ayudó el ancianito, publicó la historia en las redes sociales, indignada por los malos tratos que recibió el abuelo y repudiando la conducta del encargado.