Diario Uno Mundo

Se requiere ayuda internacional urgente, indicó un funcionario de alto rango de una dependencia humanitaria de Naciones Unidas.

Terrible cifra: 11 millones pasan hambre en África

Por UNO

Más de 11 millones de personas siguen sufriendo hambre en la región africana del Sahel y se requiere ayuda internacional urgente, indicó un funcionario de alto rango de una dependencia humanitaria de Naciones Unidas.

Robert Piper, coordinador regional de asuntos humanitarios de la ONU para el Sahel, dijo que la región lucha para recuperarse de una sequía del año pasado pese a mejores pronósticos de lluvia y cosecha. Señaló que el cambio climático ha desatado crisis como las sequías con mayor frecuencia en el Sahel, una de las zonas más pobres del mundo, lo que dificulta que agricultores y aldeanos se recuperen económicamente. La sequía del año pasado se registró casi dos años después de la anterior, dijo.

Seguir leyendo

Piper agregó que Naciones Unidas ha solicitado 1.700 millones de dólares en ayuda humanitaria para el Sahel este año, pero sólo ha recibido el 36%. Dijo que la ayuda fue recabada rápidamente el año pasado en respuesta a la sequía pero el desafío es que siga llegando este año.

De acuerdo con Piper, 11,4 millones de personas siguen enfrentando inseguridad alimenticia, incluyendo cinco millones de niños en riesgo de sufrir desnutrición aguda. Eso representa un descenso de las 18 millones de personas el año pasado pero "sigue siendo un enorme número de casos", dijo durante una conferencia de prensa.

Indicó que la petición para el caso de Malí, donde un conflicto violento en el norte ha agravado la crisis alimenticia, se ha cubierto apenas en un 32%. El Sahel también incluye Senegal, Chad, Camerún, Burkina Faso, Nigeria, Mauritania, Nigeria y Gambia.

"Estas comunidades siguen sufriendo las consecuencias de la sequía del año pasado", lamentó. "Las crisis en esta región son cada vez más frecuentes, son cada vez más cercanas una de la otra y como resultado, a la gente le resulta cada vez más y más difícil recuperarse".

"Tenemos que reconocer que una buena temporada agrícola no va a revertir la situación en un lugar como el Sahel", añadió Piper.

Reveló que las crisis están causando que las familias tomen decisiones desesperadas que empeoran el problema a largo plazo. Esas medidas incluyen sacar a las hijas de la escuela, matar al ganado que no sería usado para consumo inmediato y hacerse de una deuda impagable.

Piper exhortó a una mejor distribución de los recursos internacionales que reciben y dijo que el 70% de los recursos van a cuestiones de nutrición y refugiados, que brinda ayuda a 400.000 niños menores de cinco años cada mes. Pero la agricultura sólo ha recibido 10% de los fondos requeridos, lo que significa que sólo 100.000 agricultores han sido beneficiados de los seis millones que Naciones Unidos pretende ayudar.

"Eso es grave porque estamos a punto de perdernos una temporada de siembra", dijo.

Fuente: AP.