Diario Uno > Mundo

Quedó en libertad el hombre que atacó a Juan Pablo II hace 30 años

ANKARA, 18 enero (Reuters) - El hombre que intentó asesinar al Papa Juan Pablo II hace casi 30 añosfue liberado hoy  de una cárcel turca, reavivando el misterio de si actuó solo o fue

contratado por un servicio secreto de la era soviética.

Te puede interesar...

Mehmet Ali Agca pasó 19 años en una prisión italiana por el ataque, antes de recibir un

perdón por iniciativa del Papa en el 2000 y ser extraditado a Turquía para cumplir una condena por

varios crímenes, entre ellos el asesinato de un editor de periódicos en 1979.

Durante su liberación de una cárcel de Ankara, el hombre de 52 años difundió una declaración

escrita a mano a través de sus abogados, lo que reforzó las dudas sobre su estabilidad mental.

"Proclamo el fin del mundo", escribió. "Todo el mundo será destruido en este siglo. Cada ser

humano morirá este siglo", añadió en la declaración que firmó como "El Cristo eterno Mehmet Ali

Agca".

Después de su liberación, Agca fue llevado a un hospital militar para ser sometido a chequeos

y revisar si es apto para servir en la institución. Uno de sus abogados, Yilmaz Abosoglu, dijo a

Reuters que Agca fue encontrado mentalmente inestable y que sería eximido.

El reporte debe ser aprobado por el Ministerio de Defensa, Un informe del hospital militar

del 2006 que lo encontró no apto para el servicio nunca obtuvo la aprobación del Ministerio de

Defensa.

Los motivos de Agca para disparar y herir al Papa en el Vaticano en 1981 siguen siendo un

misterio. Algunas personas creen que trabajaba para servicios de seguridad de Europa del Este

durante la era soviética y que actuó basado en la férrea oposición de Juan Pablo II al comunismo.

En una declaración publicada días atrás, Agca dijo que respondería a las preguntas sobre el

ataque en las próximas semanas, incluyendo si los gobiernos soviéticos y búlgaros estaban

involucrados.

Agca disparó contra el Papa mientras éste se desplazaba por la Plaza de San Pedro en un

vehículo abierto. El pontífice fue herido en la mano, brazo y abdomen, pero visitó a su atacante

dos años después en una cárcel italiana y lo perdonó.

El Papa Juan Pablo II murió en el 2005.

Agca dijo que desea visitar la tumba del Papa en Roma y conocer a su sucesor, el Papa

Benedicto XVI.

"El cumplió su tiempo en prisión entonces ahora es un hombre libre según la ley. Esperemos

que también su corazón haya cambiado", dijo el arzobispo Ennio Apignanesi.

"Quizá venga a Roma. El Papa fue dos veces a perdonarlo. Ahora él podría venir y decir una

oración", añadió.

La prensa superaba en número a los alrededor de 25 seguidores de Agca reunidos fuera de la

prisión durante su liberación. Una banda de gaita y batería tocó mientras el hombre dejaba la

cárcel.

Agca busca editores interesados en publicar su historia.