Diario Uno Mundo
La hizo un chico de 17 años. Y la difundió en Facebook. Las últimas palabras de la madre antes de irse de vacaciones fueron "no hagas ninguna fiesta".

Organizaron una fiesta y 600 colados le destruyeron la casa

Por UNO

Al mejor estilo de la película Proyecto X, en la que un adolescente organiza una fiesta para ser popular y la casa termina prendida fuego, un chico británico de 17 años organizó una por Facebook y los daños causados por los invitados se estiman en libras 15 mil.

Lo último que le había dicho la madre antes de irse de vacaciones fue "no hagas ninguna fiesta". Él no la escuchó y le rompieron toda la casa ubicado en uno de los mejores barrios de Londres en un hogar valuado en £1.1 millones.

Seguir leyendo

Cuando la policía llegó al lugar tuvo que dispersar a 600 jóvenes. Mientras tanto, la madre asegura que si hubiese tardado más tiempo en llegar se hubiera quedado sin hogar.

Christopher, de 17 años, invitó a unas 60 personas a su cumpleaños a través de Facebook, pero no se dio cuenta que la invitación podía ser vista por todos. Gran equivocación. A la fiesta asistieron aproximadamente 600.

"Todos los padres deberían saber que esto es lo que podría pasarles si se van y dejan a su hijo de 17 años solo", dijo la madre, llamada Catherine Seale. "Lo último que le dije antes de irme fue 'no hagas ninguna fiesta'", agregó.

Incluso contrató un cuidador, a quien le pagó £60, pero como lo hizo en adelantado el hombre se fue cuando la fiesta comenzó.

"Había sangre en toda la alfombra y un graffiti en uno de los cuartos", dijo su madre.

Fuente: Minuto uno 

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed