Diario Uno > Mundo

¿Mejorarías el aspecto?

Es cierto que la indicación médica de alargar y/o engrosar el pene es excepcional, tan sólo se daen algunos pocos casos de micropene real o como secuelas de amputaciones por tumores o accidentes.

Te puede interesar...

Pero no es menos cierto decir que al igual que muchas mujeres quieren mejorar su aspecto,

aumentado el volumen de su pecho, quitándose las arrugas o reduciendo las caderas, puedan hacerlo

los hombres con su pene.

Cuando algún paciente se muestra interesado por este tema en la consulta, lo primero que hay

que explicar es que es excepcional que un pene tenga un problema real de longitud o grosor que

impida llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. La mayoría de las veces hay otros factores,

más psicológicos, en la raíz del problema y el paciente somatiza esto achacándolo al tamaño de su

pene.

Existen muchas modalidades para alargar unos centímetros. Desde el uso de aparatos de

tracción, que funcionan pero exigen una disciplina férrea en su uso por parte del paciente, hasta

la cirugía.

Hay decenas de páginas web, sobre todo en Estados Unidos, Europa del Este y Asia, ofreciendo

este tipo de intervenciones. Las técnicas se dirigen tanto a alargar como a engrosar el pene. El

alargamiento se realiza mediante la sección del ligamento suspensorio y, en ocasiones, con el

implante de parches sobre el cuerpo del pene y posterior colocación de una prótesis. El

engrosamiento se puede realizar mediante la colocación de materiales protésicos en el interior del

pene, por debajo de la piel, según explica un profesional al diario

elmundo.es.

Los pacientes deben conocer muy bien los riesgos de este tipo de intervenciones, así como ser

muy realistas con sus expectativas. En los mejores casos, tan sólo se consiguen alargar unos pocos

centímetros. Sus cirujanos deben ser sinceros a la hora de exponer los pros y contras del

procedimiento y realizar una correcta valoración psicológica del paciente antes de la intervención.

Hay que tener en cuenta que, en general, excepto en momentos y ambientes muy concretos, los

hombres no exhiben sus genitales, por lo tanto, las posibilidades de verse acomplejados por ellos

se minimizan mucho. Éste es un aspecto diferencial importante con otro tipo de cirugías cosméticas

más habituales. Aquí la opinión de la pareja cuenta y, en mi experiencia, a la mayoría de las

parejas de estos hombres preocupados por su 'longitud' este tema no les parece un problema en

absoluto. Suelen venir solos a la consulta y muchos no tienen pareja estable.