Diario Uno Mundo

La mujer sufría problemas mentales, ya que en su vivienda de Connecticut encontraron medicación para la esquizofrenia.
 

La mujer abatida por la policía en EEUU creía que Obama la perseguía y sufría de depresión

Por UNO

La mujer que el jueves intentó sobrepasar la zona de seguridad de la Casa Blanca y murió cerca del Capitolio tras ser abatida a tiros por la Policía, sufría trastornos mentales y creía que el presidente estadounidense, Barack Obama, la perseguía.

Según la cadena de televisión ABC, la mujer sufría problemas mentales, ya que en su vivienda de Connecticut había medicación para la esquizofrenia. Además, su pareja llamó a la Policía en dos ocasiones en 2012 por la conducta "irracional" de Carey. En esta ocasión, la mujer aseguró a la Policía que Obama había rodeado su casa y que la mantenía vigilada con cámaras en su propia casa. Su madre, Idella Carrey, ha confirmado que su hija fue hospitalizada tras sufrir el pasado año una depresión postparto. La mujer estaba siendo tratada por sus problemas psicológicos.

Seguir leyendo

El jueves, la mujer se enzarzó en una discusión verbal con los policías de un puesto de control ubicado en los alrededores de la Casa Blanca y, al verse acosada, huyó en dirección al Capitolio con su hija en el interior del vehículo. Entonces, se inició una persecución policial en la que se escucharon decenas de disparos, según desvelaron diversos testigos a la cadena CNN. En el marco de la misma, la mujer atropelló a un policía de 23 años de edad que fue ingresado, aunque su vida no corre peligro.

Los policías consiguieron rodearla en las inmediaciones del Capitolio y se acercaron a ella «con las armas en la mano», pero la mujer volvió a escaparse, dando lugar a otra persecución policial. En su intento de huir de las fuerzas de seguridad, la mujer estrelló su coche, con lo que las patrullas policiales finalmente consiguieron llegar hasta ella y, de acuerdo con estos testigos, la dispararon. En este contexto, las fuerzas de seguridad ordenaron evacuar la zona y las sesiones en la Cámara de Representantes y en el Senado se suspendieron. La hija de la fallecida no presentaba ninguna herida.

Fuente: ABC.es