Diario Uno > Mundo > Luna Azul

La Luna Azul se verá con todo su esplendor

La Luna Azul es un fenómeno que se podrá ver a lo largo de la noche del 31 de octubre y en la madrugada del 1 de noviembre, en condiciones climáticas normales

La Luna Azul se verá con todo su esplendor. Este sábado, 31 de octubre de 2020, se producirá la segunda Luna llena de este mes, también conocida como Luna Azul. A pesar del término, la Luna no tendrá un matiz azulado, sino que se verá de la misma forma que cualquier otra Luna llena con condiciones atmosféricas normales. La Luna llena comenzará a ser visible al anochecer sobre el horizonte, en dirección Este. Se podrá observar a lo largo de la noche del 31 de octubre y madrugada del 1 de noviembre, hasta que se oculte al amanecer en dirección Oeste.

¿Cómo se originó el término Luna Azul?

Desde su primera publicación en 1818, el Almanaque de Granjeros de Maine ha listado las fechas en las que se producirán las Luna llenas, pero a partir de 1819 comenzaron a publicar las fechas en las que se producirían las ‘Lunas Azules’. Casi todos los años se producen 12 Lunas llenas, es decir, una cada mes y tres cada estación. Sin embargo, en algunos años se pueden producir 13 Lunas llenas y, por lo tanto, una de las estaciones del año tendrá cuatro plenilunios en lugar de tres. Por alguna razón que aún se desconoce, en el Almanaque de Granjeros de Maine se le comenzó a llamar Luna Azul a la tercera Luna llena de aquella estación del año que tuviera cuatro Lunas llenas.

Te puede interesar...

Más de 100 años después, en un intento por explicar lo confuso del término Luna Azul, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado “Once in a Blue Moon”, es decir, Una Vez Cada Luna Azul. El autor de dicho artículo, James Hugh Pruett, citó el Almanaque de Granjeros de Maine y expuso que, de acuerdo a su interpretación, la segunda Luna llena que se produce en un mismo mes es una Luna Azul. Esta explicación de Pruett no era acertada, pero al menos era más fácil de comprender. Y fue así como el término moderno de “Luna Azul” se originó.

Lunas Azules Reales

A pesar de que una Luna Azul no se ve de este color, nuestro satélite natural sí puede adquirir un matiz azulado. Una verdadera Luna Azul usualmente requiere de una erupción volcánica. Por ejemplo, en 1983 la gente reportó ver lunas azules por varias noches después de la erupción del Volcán Krakatoa, el cual estalló con una fuerza de una bomba nuclear de 100 megatones. Las nubes de ceniza se elevaron en lo alto de la atmósfera terrestre provocando que la Luna se viera de color azul.

Las partículas de algunas de las nubes de ceniza expulsadas por el Krakatoa tenían un micrómetro de diámetro, prácticamente lo mismo que la longitud de onda de la luz roja. Las partículas con este tamaño en particular dispersan intensamente la luz roja, permitiéndole el paso a la luz azul. Las nubes de ceniza del Krakatoa actuaron como un filtro de luz azul.

Lo mismo ocurrió después de las erupciones del volcán Chichonal (también conocido como Chichón) en México en 1982 y de las erupciones del Monte Santa Helena en 1980 y del Monte Pinatubo en el año de 1991.

Urano en oposición con el Sol

El mes de octubre concluirá con otro evento astronómico interesante: la oposición del planeta Urano con el Sol. Este será el mejor momento del 2020 para observar al tercer planeta más grande del Sistema Solar.

¿Qué significa que un planeta esté en oposición con el Sol?

Cuando un planeta se encuentra en oposición con el Sol, desde nuestra perspectiva en la Tierra, quiere decir que dicho planeta y el Sol se encuentran en puntos opuestos en el cielo. En otras palabras, la elongación del planeta difiere en 180° de la longitud del Sol. Cuando esto ocurre, la Tierra se encuentra alineada con el Sol y con el planeta que está en oposición. Desde nuestra posición en el Sistema Solar, solo los planetas con órbitas exteriores a la de la Tierra se pueden colocar en oposición con el Sol.

Debido a su magnitud de +5,7, Urano es visible únicamente a través de prismáticos o telescopio. Se recomienda observar desde lugares con poca contaminación lumínica.

La noche del 31 de octubre, Urano estará cerca de la Luna y por lo tanto será fácil de ubicar. El planeta comenzará a ser visible al anochecer sobre el horizonte, en dirección Este. Se podrá observar a lo largo de la noche del 31 de octubre y madrugada del 1 de noviembre.

Fuente: El Universo Hoy.