Diario Uno Mundo

"Solía ir por café y quedarme afuera tarde. Ahora lo pienso 10 veces antes de ir a alguna parte", dice aterrado un habiante de un área pobre de Atenas.

Grecia: pandillas de extrema derecha aterrorizan a la población

Por UNO

Antes de salir de su casa, Asif Alí pone especial cuidado a su ruta. El constructor paquistaní, de 28 años, culpa a las pandillas de extrema derecha por los tres ataques que sufrió cerca de su casa en un área pobre de Atenas, donde un reciente asesinato desató una reciente ola de arrestos contra el partido Amanecer Dorado, de orientación nazi.

Alí relata que fue golpeado hasta quedar inconsciente por un grupo de hombres vestidos de negro, luego fue atacado por una pandilla de motociclistas y otra vez en diciembre cuando tres individuos abordaron el autobús que tomaba para ir a la construcción y le rompieron la nariz.

Seguir leyendo

"No quiero sentir miedo, pero lo siento", dijo. "Solía ir por café y quedarme afuera tarde. Ahora lo pienso 10 veces antes de ir a alguna parte".

Las autoridades griegas arrestaron a los líderes de Amanecer Dorado este fin de semana después de la muerte de Pavlos Fyssas, un cantante de rap y antifascista, quien habría sido asesinado por un presunto simpatizante del partido de extrema derecha. Médicos, activistas y víctimas se congratularon con la noticia, pero lamentaron que las autoridades no actuaran antes, al considerar que fue la culminación de meses de incremento en la brutalidad y descaro de ataques de pandillas de extrema derecha.

No muy lejos de la casa de Alí, en el distrito Nikea de Atenas, el doctor Panagiotis Papanikolaou dirige un concurrido hospital público que ha tratado a las víctimas de la violencia de extrema derecha desde 1998. Durante meses ha advertido de un aumento en el nivel de violencia utilizado en ataques racistas y cada vez más contra inmigrantes e incluso griegos.

"Hemos visto casos de lesiones craneales y faciales, heridas de cuchillo y laceraciones hechas por destornilladores", dijo Papanikolaou. "Creo que es cuestión de suerte que no hemos tenido ninguna muerte. Golpes lo suficientemente poderosos para romper el cráneo de alguien muestran la intención de matar".

Principalmente en Atenas, cerca de 300 agresiones graves por parte de pandillas de extrema derecha se han registrado en Grecia en los últimos dos años, el equivalente a tres por semana, de acuerdo con un grupo creado para monitorear los crímenes de odio. La Red de Registros de Violencia Racista reporta que casi todos implican múltiples atacantes y casi la mitad de los casos incluyen lesiones graves con arma blanca o huesos rotos.

La Red, que incluye a Amnistía Internacional y la Agencia para los Refugiados de la ONU, dice que el número de ataques se ha mantenido más o menos estable desde que comenzó a operar en 2011, pero que las pandillas son cada vez más violentas.

El apoyo a Amanecer Dorado, que niega cualquier participación en los ataques, aumentó ante la indignación pública por la crisis económica del país y un incremento en la inmigración.

Sin embargo, el asesinato de Fyssas el 18 de septiembre desencadenó una investigación a las actividades del grupo y el arresto de al menos 20 miembros, incluyendo su líder y cinco legisladores.

Fuente: AP.