Mendoza Jueves, 5 de julio de 2018

Vocación por el prójimo: voluntarios ayudan a quienes están a la espera de un donante

Inés Martínez es voluntaria de la ONG "Hagamos algo por los chicos con leucemia". Su amor por el otro la lleva a encontrar el momento y dedicarse a quienes esperan por una donación de órgano, médula o tejidos.

Una mujer de mediana edad, ojos café y una larga cabellera negra. Cada día se levanta a revisar las redes sociales para ver si alguien precisa de su servicio, o tal vez si llega un milagro de solidaridad y consiguen lo que necesitan para los chicos que están ayudando.

Hagamos algo por los chicos con leucemia es una asociación civil que busca realizar un abordaje integral de la problemática. Tratan de brindarle apoyo y asesoramiento tanto a la persona como a su grupo familiar desde el momento en que es diagnosticada.

"No está de moda la solidaridad. No está de moda destinar un poco de tiempo para acompañar al otro en su dolor y su enfermedad", manifestó Inés Martínez, una de las voluntarias de esta asociación.