Diario Uno > Mendoza

Vilma, la lluvia y la Vendimia

A Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia, le preocupa más que las lluviasanunciadas para este mes de febrero sean las responsables de interrumpir los ensayos de bailarines,

actores y figurantes que el posible conflicto salarial que se cierne sobre ellos.

Ayer, luego de una foto inédita que todo el staff de Vendimia se tomó en el Cerro de la

Gloria y en los portones del parque General San Martín (ver página 9), la directora confesó ante

UNO que la cuestión salarial que están reclamando los artistas es "justa" porque "tienen que

dignificar su trabajo".

"Espero que ni la lluvia ni alguna disminución de los ensayos afecte a la fiesta. Creo que el

conflicto salarial siempre es justo porque el artista tiene que dignificar su trabajo. De todos

modos, en estos pocos días que hemos trabajado prácticamente hemos montado una buena parte del

espectáculo pero siempre uno desea con todo el alma poder tener todos los ensayos. Hay que ver cómo

podemos movernos todos con inteligencia y no restándoles a los ensayos el valor que tienen, porque

la excelencia de una coreografía, de un cuadro, se da cuando se ensaya mucho, y nosotros tenemos en

esta época justamente un problemita que es la lluvia. Los pronósticos no son alentadores en ese

sentido", dijo la experimentada coreógrafa, minimizando de esa manera el inconveniente.

Es que actores, bailarines y figurantes reclamaron hace un par de semanas un aumento en sus

salarios. El año pasado, los artistas consiguieron que su sueldo fuese de $2.900 para la categoría

más alta y para esta edición de la fiesta piden un aumento de casi 40%.

Ellos esgrimen que la celebración mayor de los mendocinos se complejizó con el paso de los

años, no sólo porque se agregó una tercera noche sino porque se acrecentaron sus ingresos por la

televisación y la publicidad.

Así las cosas, quienes deleitan a propios y ajenos con sus destrezas sobre el escenario

amenazaron hace un par de semanas con suspender los ensayos si no se logra un acuerdo salarial,

cosa que aún no se ha resuelto.

"Yo aprendí de mis grandes maestros a lo largo de todas las vendimias que hice desde que era

bailarina cómo poder jugar y garantizar ciertas cosas con estos avatares que son la lluvia, por un

lado, y todos los reclamos salariales que se dan absolutamente todos los años, por el otro. Hasta

ahorita no nos afectado el tema del conflicto salarial en los ensayos", dijo la directora de Cantos

de vino y libertad, tal el nombre de la Vendimia del Bicentenario.

Y agregó: "Se ha ensayado con un entusiasmo y un compromiso por parte de todos los artistas

que a mí, personalmente, me ha emocionado. He ido escuela por escuela y he visto la energía, la

disciplina y el placer que todos los artistas le ponen a su trabajo y es emocionante".

El staff posó para la foto

Por primera vez en la historia de la Fiesta Nacional de la Vendimia, el staff a cargo de la

producción de la mayor celebración de los mendocinos decidió dejar de lado el frío aunque

controlado fondo de un estudio de fotografía y salir a la calle para tomar el retrato del grupo que

inmortalice su paso por los anales de la Fiesta.

Como se trata de la Vendimia del Bicentenario, el equipo de comunicación de la celebración, a

cargo de Pilares Comunicación, eligió como escenario el Cerro de la Gloria, el mismo lugar donde el

último 27 de enero comenzaron los festejos oficiales por los 200 años de la Revolución de Mayo de

1810, y los Portones del parque General San Martín, vistos como una especie de puerta de entrada

simbólica al teatro griego Frank Romero Day.

Así, ayer cerca del mediodía unas 45 personas entre directores de bailarines, actores,

técnicos, vestuaristas y músicos, le pusieron el pecho al sol mendocino y posaron para la foto.

"Si hay algo que tengo que decir es que es un equipo de lujo en todos los rubros. Si bien yo

coordino todo, mi equipo para mí es un alivio porque con él hacemos un trabajo mancomunado muy

grande", le dijo a UNO Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta 2010.

 Embed      
Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia
Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia
 Embed      
Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia
Vilma Rúpolo, directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia
 Embed      
La directora Vilma Rúpolo posa junto a sus más estrechos colaboradores: Enzo De Luca (danza), Oscar Puebla (música), Eduardo González (diseño de cajas lumínicas), Guillermo Troncoso (actores) y Luis Gattas (escenografía).
La directora Vilma Rúpolo posa junto a sus más estrechos colaboradores: Enzo De Luca (danza), Oscar Puebla (música), Eduardo González (diseño de cajas lumínicas), Guillermo Troncoso (actores) y Luis Gattas (escenografía).
 Embed      
El staff completo de la Vendimia 2010 posa en los Portones del parque General San Martín, como “entrada simbólica al Teatro Griego”.
El staff completo de la Vendimia 2010 posa en los Portones del parque General San Martín, como “entrada simbólica al Teatro Griego”.